Jeffrey
Jeffrey/ Foto: Agencias

El FBI ha abierto una investigación formal sobre cómo el multimillonario Jeffrey Epstein fue capaz de, aparentemente, suicidarse en la cárcel mientras esperaba juicio por tráfico sexual y abuso de menores.

El cuerpo fue descubierto este sábado en la mañana en una prisión de Nueva York.

El mes pasado, Epstein había sido encontrado seminconsciente en su celda con heridas en el cuello tras un aparente intento de suicidio.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, aseguró que el hecho de que Epstein ya no pueda incriminar a otros es «demasiado conveniente».

«Lo que muchos de nosotros queremos saber es ¿qué sabía él?», dijo De Blasio, quien es también candidato a la nominación presidencial demócrata.

«¿Cuántos otros millonarios y multimillonarios participaron en las actividades ilegales en las que él estaba metido? Bueno, esa información no murió con Jeffrey Epstein. Esto tiene que ser investigado también», afirmó.

Hay reportes contradictorios sobre si el empresario fue puesto bajo protocolo de suicidio después de este incidente. El diario The New York Times reportó que estuvo bajo observación, pero que se le retiró más de una semana antes de su muerte.

«¿Cómo puede ser que no esté bajo una especial protección? ¿Qué está pasando aquí, realmente? Creo que esta es una pregunta para la que tenemos que obtener una respuesta mucho más completa», señaló De Blasio.

Los oficiales de policía cubren un auto médico forense en la entrada del hospital de Nueva York donde Epstein fue trasladado.

Foto: Reuters

En una carta al fiscal general William Barr, el senador republicano Ben Sasse indicó que «tienen que rodar cabezas».

«El Departamento de Justicia falló y hoy los coconspiradores de Jeffrey Epstein creen que han podido obtener el último trato favorable», afirmó.

«Todas las personas del Departamento de Justicia, desde los trabajadores de la sede principal hasta el carcelero que hace el turno de noche, sabían que este hombre tenía riesgo de suicidio, y que no se podía permitir que sus oscuros secretos murieran con él», añadió.

El fiscal general afirmó que hay «preguntas serias que hay que responder». Barr dijo estar «en shock» por la noticia de la muerte de Epstein y acotó que el Departamento de Justicia ha abierto su propia investigación.

¿Cómo han reaccionado las víctimas?

Las presuntas víctimas de Epstein han expresado su decepción por el hecho de que ya no será sometido a juicio. «Estoy extremadamente enojada y herida pensando que una vez más, él pensó que estaba por encima de nosotros y tomó la salida fácil», afirmó Jena-Lisa Jones en un comunicado.

«Estoy enojada porque Jeffrey Epstein no tendrá que enfrentarse a las sobrevivientes de su abuso en la corte», dijo a CNBC otra presunta víctima, Jennifer Araoz. «Tenemos que vivir con las cicatrices de sus acciones por el resto de nuestras vidas».

Una abogada de algunas de las presuntas víctimas, Lisa Bloom, advirtió que buscaría indemnizaciones para ellas.

«Hubiéramos preferido que él viviera para enfrentarse a la justicia. Nuestros casos civiles aún pueden proceder contra su patrimonio. Las víctimas merecen ser reparadas por el daño que les causó de por vida», escribió en Twitter.

«Me he sentado con mis clientas mientras lloraban y hablaban sobre cómo sus vidas cambiaron para siempre», dijo a MSNBC. «Se merecen una compensación».

El fiscal federal para el Distrito Sur de Nueva York, Geoffrey Berman, dijo que la noticia de la muerte de Epstein era «inquietante» y que la investigación «sigue en curso».

¿De qué se le acusaba?

Epstein fue acusado de pagar a menores de 18 años para realizar actos sexuales en sus mansiones de Manhattan y Florida entre 2002 y 2005.

Fue arrestado el 6 de julio después de aterrizar en Nueva Jersey en su jet privado. Epstein había evitado ser condenado por acusaciones similares en un controvertido acuerdo secreto en 2008, por el cual aceptó declararse culpable de un cargo menor.

En este boceto, Jeffrey Epstein observa durante una audiencia judicial.

Foto: Reuters

Ese acuerdo ha sido examinado con detenimiento en las últimas semanas y, el mes pasado, el secretario de Trabajo de Estados Unidos, Álex Acosta, renunció por su papel en este.

Los fiscales también acusaron a Epstein de pagar grandes cantidades de dinero a dos posibles testigos antes de su juicio, que estaba programado para el próximo año.

Se enfrentaba hasta a 45 años de prisión si era declarado culpable.

¿Quién era Jeffrey Epstein?

Epstein, nacido en Nueva York, trabajó como profesor antes de pasar al mundo de las finanzas.

Antes de los casos penales en su contra, era conocido por su riqueza y sus contactos de alto perfil.

A menudo se le veía socializando con los ricos y poderosos, incluido el presidente Donald Trump, el ex presidente Bill Clinton y el príncipe Andrew del Reino Unido.

En un perfil de 2002 en el New York Magazine, Trump se refirió a Epstein como un «tipo excelente».

Trump y Epstein en los 90

Foto: Getty Images

Pero luego dijo que se separaron «hace 12 o 15 años» y el mes pasado reiteró que «no era fanático de Jeffrey Epstein».

Los informes sobre la riqueza de Epstein varían, ya que su empresa con sede en las Islas Vírgenes no genera registros públicos.


Historia de las acusaciones

2002: aparecen las primeras denuncias de abuso incluidas en el caso reciente.

Octubre de 2002: Donald Trump le dice a New York Magazine que conoce a Epstein desde hace 15 años:  «(Es un) tipo excelente…incluso se dice que le gustan las mujeres hermosas tanto como a mí, y muchas de ellas son jóvenes».

2005: una de las presuntas víctimas de Epstein, de 14 años, lo denuncia a la policía en Palm Beach, lo que da pie a la primera investigación.

Mayo de 2006: Epstein es acusado de actos sexuales ilegales con un menor. Más adelante, durante el año, el caso se remite al FBI.

2007: se llega a un acuerdo con Álex Acosta, entonces fiscal federal en Florida. En lugar de enfrentar cargos federales de tráfico sexual, se declara culpable de dos delitos de solicitar prostitución, incluyendo a una menor.

Junio de 2008: Epstein es sentenciado a 13 meses de prisión en un ala privada de una cárcel del condado. También se le permite salir para trabajar, hasta 12 horas al día, seis días a la semana. Aunque sí tiene que registrarse como delincuente sexual.

Abril de 2017: Álex Acosta es nombrado secretario de Trabajo por el ahora presidente, Donald Trump.

Noviembre de 2018: el Miami Herald publica una investigación explosiva sobre Epstein, su acuerdo para declararse culpable y las decenas de mujeres que lo acusan de abusos.

Julio de 2019: Epstein es detenido por nuevas acusaciones de tráfico sexual, que él niega. Álex Acosta renuncia.