Argentina
Foto archivo

Evo Morales, ex presidente de Bolivia, aseguró al llegar a Argentina este jueves que está fuerte y animado, y seguirá su lucha por los más humildes.

«Hace un mes llegué a México, país hermano que nos salvó la vida; estaba triste y destrozado. Ahora arribé a Argentina para seguir luchando por los más humildes y para unir a la patria grande. Estoy fuerte y animado. Agradezco a México y Argentina por todo su apoyo y solidaridad», escribió en Twitter.

Morales, que abandonó su país el pasado 11 de noviembre, llegó esta mañana al aeropuerto internacional de la localidad bonaerense de Ezeiza procedente de Cuba, confirmó el ministro de Exteriores argentino, Felipe Solá.

Fuentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria confirmaron a EFE que Morales llegó y salió por pista, no por donde sale el resto de los pasajeros.

El ex jefe de Estado llegó acompañado de otras cuatro personas, entre ellas, su vicepresidente, Álvaro García Linera, y el ex canciller Diego Pary.

Hasta el momento se desconoce cuál será su destino.

No ha pedido custodia

El canciller explicó que Morales no ha pedido hasta ahora custodia y se desconoce dónde va a radicar su residencia, algo que tiene que especificar en el pedido oficial de refugio.

También subrayó que la condición de refugiados la da el Ministerio del Interior y que en las próximas horas se le concederá.

Su llegada al país, donde ya están viviendo sus hijos desde finales de noviembre, se origina a menos de dos días después de que el peronista Alberto Fernández asumió la Presidencia de Argentina.

En declaraciones al canal TN, el vicecanciller de México para América Latina, Maximiliano Reyes Zúñiga, dijo que el político boliviano optó por viajar a Argentina por la cercanía geográfica con su nación.

«Y en vísperas de la organización del proceso electoral en su país, cada vez mayor comunicación y coordinación con su gente», añadió.