Foto: Cortesía

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que su gobierno ampliará las sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

Las nuevas medidas congelan los activos en territorio norteamericano del gobierno de Venezuela y las entidades asociadas. Además, prohíbe las transacciones económicas, a menos que la entidad esté específicamente exenta.

Las exenciones incluyen asuntos oficiales del Gobierno Federal y relacionadas con la provisión de ayuda humanitaria. En materia migratoria, el decreto presidencial representa una escalada de las medidas estadounidenses contra el régimen madurista.

En este apartado, el texto emitido por la Casa Blanca y publicado por la cadena CNN especifica que queda prohibido el ingreso a Estados Unidos de inmigrantes y no inmigrantes extranjeros que se determine que reúnen uno o más de los criterios en la sección 1(b) del decreto, que serían perjudiciales a los intereses de Estados Unidos.

El ingreso a territorio estadounidense será permitido cuando el secretario de Estado determine que la entrada de la persona no sería contraria a los intereses de la nación, basado en una recomendación del secretario de Justicia, porque la persona objeto de la medida promovería objetivos importantes de seguridad de Estados Unidos.

La sección 1(b) incluye a todas las propiedades e intereses que estén en Estados Unidos, que de aquí en adelante ingresen a Estados Unidos, que estén o de aquí en adelante pasen a la posesión o control de una persona estadounidense, de personas que han ayudado materialmente, patrocinado o provisto apoyo financiero, material o tecnológico para bienes o servicios para o en apoyo de, cualquier persona incluida en la lista de ciudadanos designados especialmente y de personas bloqueadas, que mantiene la Oficina de Control de Activos Extranjeros, cuyas propiedades e intereses están bloqueados según esta orden.