Pou
Foto EFE

El presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anunció este lunes en conferencia que su futuro gobierno se retirará «a priori» del Mecanismo de Montevideo. Evaluará irse también del Grupo Internacional de Contacto, ambas iniciativas de paz para Venezuela.

Así lo afirmó el futuro mandatario luego de la primera reunión oficial con el actual presidente, Tabaré Vázquez, en la Torre Ejecutiva de Montevideo para comenzar el proceso de transición.

«A priori el mecanismo de Montevideo no lo vamos a seguir integrando. Nosotros tenemos una concepción general que después obviamente deja de ser general y va a lo particular sobre la superabundancia de estrados internacionales», dijo Lacalle Pou.

Uruguay impulsó el Mecanismo de Montevideo con México y el GIC con la Unión Europea. Está dentro de ambos desde su creación, que tuvieron lugar en los mismos días en la capital uruguaya.

El líder del Partido Nacional (centroderecha) explicó que el derecho internacional «es muy complejo y a veces endeble». Subrayó que no tiene poder coercitivo.

«Cuando se atomiza esa diplomacia puede perder eficacia y eficiencia, entonces la superpoblación de grupos a nosotros no nos convence. Y menos cuando tiene un carácter de afinidad ideológica. Nosotros integramos las Naciones Unidas, la OEA, el Mercosur y otros estrados. Ahí se va a hacer escuchar nuestra voz», afirmó.

Si bien considera que su gobierno estará dispuesto a participar en reuniones de organismos internacionales, no quieren seguir creando uniones que impliquen «viajar por viajar».

Grupo de Lima

También se refirió al Grupo de Lima. Aseguró que tiene coincidencias con los postulados de esta agrupación respecto a la crisis de Venezuela, pero que aún no hay una resolución sobre una posible integración.

«Nosotros ya integramos determinados estrados internacionales, que es donde vamos a denunciar las violaciones de los derechos humanos. A la dictadura, donde vamos a hacer sentir nuestra voz. Ahora, la superpoblación de grupos, muchas veces basada en la coyuntura y no en el interés nacional, no sé si es el camino que va a recorrer este gobierno», reiteró.

Asimismo, quien asumirá la Presidencia a partir del 1 de marzo de 2020 se refirió a la posible reelección del uruguayo Luis Almagro como secretario general de la Organización de Estados Americanos. Dijo que tiene que buscar un equilibrio entre las coincidencias con su gestión y el hecho de que haya un compatriota en ese cargo.

«Mayoritariamente estamos de acuerdo con la política llevada adelante por el secretario general de la OEA en ese organismo. La pregunta que nos hacemos, que es la que tenemos que responder conjuntamente con nuestros socios y eventuales miembros de Cancillería, es cuánto va a pasar para que tengamos un uruguayo representándonos en la secretaría general», explicó.

Respecto a las cosas en las que no coincide con la gestión de Almagro, aseguró que no está de acuerdo con el punto de vista que tomó sobre la situación de Bolivia.

«Tengo una predisposición a que continúe, pero no lo tomen como un sí», anunció.

Lacalle Pou también habló del proceso de transición y destacó la buena predisposición del gobierno de Vázquez para llevarla adelante.

Además, señaló que le solicitó al mandatario poder mandar a una persona de su confianza a la próxima reunión del Mercosur, y este accedió.

Del Mercosur reafirmó su idea de una región «con mucho pragmatismo» donde se busque el bien de las naciones y no se tomen decisiones «con base en la ideología».