FARC ELN Apure
Foto: EFE

La Justicia Especial para la Paz de Colombia excluyó de su jurisdicción a los ex jefes de las FARC alias Jesús Santrich y el Paisa por volver a las armas. En consecuencia, ambos tendrán que responder ante la justicia ordinaria.

«Se trata en los dos casos de la expulsión definitiva de quienes son conocidos como Jesús Santrich y el Paisa», dijo el presidente de la Sección de Apelación de la JEP, Eduardo Cifuentes.

El magistrado agregó: «Ellos son desertores manifiestos, han vuelto a las armas, le han dado la espalda al proceso de paz y, por consiguiente, la JEP no tiene alternativa distinta que hacer esa declaración».

Seuxis Paucias Hernández, alias Jesús Santrich, y Hernán Darío Velásquez, alias el Paisa, son dos de la veintena de ex guerrilleros de las FARC. Ambos aparecieron en un video junto al antiguo jefe negociador de esa guerrilla, alias Iván Márquez, anunciando que regresaban a las armas.

Cifuentes señaló que para el caso de Santrich quedó sin efecto la garantía de no extradición. Esta se la concedió el tribunal en mayo ante una solicitud de la justicia de Estados Unidos, que lo acusa de narcotráfico después de la firma del acuerdo de paz.

Fuga de Santrich

Precisamente Jesús Santrich fue detenido en Bogotá el 9 de abril de 2018 por la Fiscalía, que acató un pedido de extradición del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Tras un tira y afloja de la justicia colombiana, Santrich quedó libre. El 11 de junio asumió el escaño en la Cámara de Representantes para el que se designó por el partido FARC.

A pesar de ello, dejó plantados a los escoltas de su esquema de seguridad el 29 de junio. No se había vuelto a saber de él hasta que apareció en el video junto a Márquez.

Sobre el Paisa, el magistrado dijo que su expulsión también se da como parte del incidente de incumplimiento que el tribunal le abrió. Indicó que se le despojaron todos y cada uno de los beneficios.

«A partir de la fecha, el único órgano competente para investigarlos, juzgarlos, sancionarlos y condenarlos es la justicia ordinaria», agregó.

El presidente de Colombia, Iván Duque, celebró la decisión de la JEP y afirmó que era necesaria. Duque tildó a los ex jefes guerrilleros de delincuentes, pues no había otra palabra para que representara esa conducta.

«A mí me parece que la expulsión de Santrich y el Paisa era necesaria hace mucho rato. Ya es una realidad. Eso, además, legitima aún más la causa de perseguir a esos delincuentes, a quienes yo llamé mafiosos por mucho tiempo», acotó.