Ideas innovadoras, enmarcadas en la democracia, el respeto a los derechos humanos y el desarrollo científico-tecnológico, se presentan en las elecciones al Parlamento Europeo de la mano del Movimiento Independiente Euro Latino, representado por su líder, el hispano-venezolano José Luis Cordeiro.

“Los eurolatinos no somos de izquierda o de derecha, somos del futuro y somos el futuro porque ante el declive de la población nativa española, los eurolatinos estamos compensando y aumentando la población”, manifestó el ingeniero, economista y escritor de 59 años de edad. ‘

3 millones de latinoamericanos, provenientes principalmente de Ecuador, Colombia, Argentina, Perú, República Dominicana y Ecuador, hacen vida en España, de los cuales cerca de millón y medio poseen doble nacionalidad y pueden ejercer su derecho al voto en las elecciones a celebrarse este 26 de mayo.  

Cordero, hijo de inmigrantes españoles, nacido en Caracas el 1 de abril de 1962, señaló que MIEL pretende convertirse la voz de Latinoamérica en la Eurocámara. Indicó que Europa tiene mucho que hacer por los eurolatinos, una comunidad que cada vez “tendrá más peso, será más fuerte y crecerá”.

El aspirante a eurodiputado afirmó que de obtener un escaño en la instancia parlamentaria luchará “contra los dictadores y sátrapas de las Repúblicas bananeras”.

Como ciudadano venezolano con nacionalidad española, reafirmó su compromiso con el cese de la usurpación de Nicolás Maduro en la Presidencia de Venezuela.

–¿Qué representa la política del futuro?

–Las ideologías del siglo XVIII, del siglo XX no sirven para el siglo XXI o XXII, por eso, hablamos del cambio, de la tecnología, del futuro. Gracias a los nuevos avances en ciencia, el mundo va a avanzar y no necesitaremos ideologías del pasado.

–¿Cómo fusionar la tecnología con la política?

–El mundo avanza gracias a los cambios exponenciales en tecnología. Ahora incluso tenemos gobiernos electrónicos, que deben popularizarse, y una cantidad de nuevas tecnologías que nos van a permitir vivir en un mundo con más riqueza, más prosperidad y, precisamente, con mucha mayor abundancia tecnológica.

–Promueve la inmortalidad, ¿qué beneficios traería al mundo?

–Hablamos de la extensión de la vida. Con más tecnología podremos vivir más años saludables, y no es necesariamente inmortalidad sino amortalidad. Vivir el tiempo suficiente para vivir indefinidamente. Los beneficios de estar jóvenes son enormes. Nuestro objetivo es salud, vivir saludablemente y eso implica el rejuvenecimiento biológico que se está logrando ya con animales. Queremos extender desde el PE las técnicas de rejuvenecimiento biológico aplicado en animales, para los humanos y crear en Tenerife, España, la Agencia Europea de Antienvejecimiento, que permitirá que vivamos más y mejor todos los seres humanos.

–¿Cómo ha sido la receptividad de la comunidad latina en España?

–La recepción ha sido enorme. Muchísimo interés en toda España de que finalmente, después de tanto tiempo, los eurolatinos tengamos representantes que sean eurolatinos, por los eurolatinos, para los eurolatinos y con los eurolatinos.

–Quieren convertirse en la voz de los latinos en Europa, ¿qué le falta hacer a Europa por ellos?

–Europa tiene que hacer mucho por los eurolatinos. Nosotros somos el puente entre el viejo mundo y el nuevo mundo, entre España y Latinoamérica. Los eurolatinos aportamos mucho a Europa, y queremos hacer más. Cada vez la comunidad eurolatina tendrá más peso, será más fuerte y crecerá. Entonces, Europa también tiene que aumentar los vínculos, no solo con los eurolatinos sino con Latinoamérica. Es fundamental que eurolatinos, como nosotros en MIEL, defendamos los derechos de los eurolatinos en España, Europa y en toda Latinoamérica.

–¿Qué hará desde el Parlamento Europeo para apoyar a América Latina?

–Europa ha sido la tierra del renacimiento, de la iluminación y de los derechos humanos. Queremos continuar siendo el ejemplo mundial y ayudar en que en Latinoamérica se respete los derechos humanos. El Europarlamento es la institución democrática más importante de toda Europa, queremos profundizar desde ahí la democracia en países donde la misma está fallando o ha sido casi eliminada, como en Cuba, Venezuela y Nicaragua. Europa debe mantener los ideales de la libertad, los derechos humanos y la igualdad en todo el mundo.

–En el caso de Venezuela, ¿qué se podría hacer para ayudar a solucionar la crisis?

– Si soy electo al Parlamento, con el apoyo de todos los venezolanos, eurolatinos, españoles y demás amigos de la libertad, una de mis primeras decisiones será visitar a Caracas como eurodiputado, con inmunidad diplomática, y ver qué va a hacer el gobierno de Maduro con el apoyo que traería de toda la Unión Europea para que cese la usurpación, haya un gobierno de transición y elecciones libres en Venezuela.