16 de noviembre
Foto cortesía

El gobierno de Estados Unidos respalda la movilización convocada para el 16 de noviembre y estará atento a la actuación del régimen. Así lo afirmó James Story, encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Venezuela, en una entrevista para El Nacional.

“No solo Estados Unidos apoya las movilizaciones legítimas en Venezuela, deben respaldarlas todos los países porque es un derecho; más aún dadas las circunstancias actuales en el país”, aseguró.

Concretamente, instó a las naciones que votaron por Nicolás Maduro para ocupar un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU a que observen lo que suceda el sábado y tomen las medidas pertinentes.

El diplomático cuestionó que el jefe del régimen incite a la rebelión en Ecuador y  Chile, pero “cuando se trata del derecho de los venezolanos a protestar, busca intimidarlos amenazándolos con los colectivos armados”.

El ejemplo de Bolivia

Story se refirió a la dimisión de Evo Morales en Bolivia como una muestra de lo que puede lograr el poder ciudadano movilizado.

“Lo que ocurrió en Bolivia es el reflejo de lo que puede llegar a hacer un pueblo cuando dice ‘Ya basta’. Y en Venezuela hay razones de más para decir ‘Ya basta’”, expresó.

No obstante, Story acotó que el escenario político boliviano se diferencia significativamente del venezolano. Esto a pesar de la cercanía ideológica entre Nicolás Maduro y Evo Morales. Razón por la cual no espera que Maduro dimita.

“No podemos asegurar que la movilización del 16 de noviembre vaya a tener los mismos resultados que las protestas en Bolivia. Sin embargo, los venezolanos pueden estar seguros de que serán escuchados por el mundo entero”, recalcó.

Intereses cubanos

El encargado de Negocios indicó que la diferencia fundamental entre Bolivia y Venezuela radica en que el régimen cubano protege a Maduro.

En ese sentido, aseveró que la toma de la Embajada de Venezuela en Brasil demuestra que lo que mantiene en pie a Maduro es el respaldo de agentes cubanos.

“Luego de que la misión diplomática venezolana reconoció la Presidencia de Guaidó e hizo entrega de la sede, llegaron grupos de forma violenta a asaltar la embajada en nombre de Maduro. En su mayoría, se trataba de agentes cubanos secundados por el embajador de Cuba en Brasil”, explicó.

“Los cubanos no quieren que Maduro salga del poder porque les manda petróleo y otros recursos gratis”, finalizó.

@DeisyKarina8