Israel y Hamás
EFE

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, señaló este domingo que su país se encuentra trabajando a contrarreloj y haciendo «todo lo posible» para la liberación de los más de 200 rehenes que siguen a manos del grupo Hamás, y que incluso habría un «posible acuerdo».

En una entrevista que ofreció este domingo al canal CNN, Netanyahu manifestó que la liberación de los rehenes supone uno de los dos objetivos de guerra de Israel (el otro es «destruir a Hamás»), y que trabajan para ello las 24 horas del día.

Durante otra entrevista ofrecida hoy a la cadena estadounidense NBC, el primer ministro israelí dejó entrever que en estos momentos habría «un acuerdo potencial» de cara a la liberación de los secuestrados desde los ataques del pasado 7 de octubre.

«Podría haberlo, pero creo que cuanto menos diga sobre ello, más aumentaré las posibilidades de que se materialice». Así lo señaló Netanyahu, quien precisó que tienen incluso alguna información sobre la ubicación de los secuestrados, sin dar más detalles.

«Si hay una oferta disponible. Bueno, hablaremos de ello cuando esté allí y lo anunciaremos si se logra», ahondó el primer ministro, quien resaltó la presión ejercida por las fuerzas militares israelíes hacia los líderes de Hamás hacia la liberación de los rehenes.

Guerra entre Israel y Hamás

Netanyahu reiteró en declaraciones a CNN que el único acuerdo de cese al fuego que consideran es para la liberación de los rehenes, una meta en la que, matizó, deberían contar con el apoyo «del mundo entero».

Agregó que Israel está ayudando a los pacientes de hospitales estableciendo rutas de evacuación al sur de la ciudad de Gaza. Además recalcó que no concederán inmunidad a los terroristas de Hamás.

«Queremos que todos los civiles estén fuera de peligro», dijo a la periodista de CNN Dana Bash, pero lamentó que Hamás está «haciendo todo lo que está en su poder para mantenerlos en peligro».

«Cada muerte de civiles, de bebés, es una tragedia, pero esa tragedia debería atribuirse directamente a Hamás, que mantiene sus instalaciones militares dentro de hospitales, sus puestos de mando dentro de los hospitales, dentro de las escuelas», señaló luego a NBC.

Netanyahu precisó a la periodista de esta cadena Kristen Welker que la única fuerza militar que puede asegurar que el «terrorismo no reaparezca y se apodere de Gaza» es el Ejército israelí, cerrando de esta forma el paso a la participación de un tercer país en el conflicto desatado tras el ataque de milicianos de Hamás en Israel.

«Gaza debe ser desmilitarizada y Gaza debe ser desradicalizada», agregó. Esto en alusión a la gestión civil del territorio.

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, dijo este domingo en una entrevista a la CNN que el mejor de los casos para solucionar este conflicto es que «una política revitalizada fuera capaz de asumir el liderazgo en Gaza» y que esta sea aceptada por Israel, entonces los dos estados podrían llegar a una «solución» con el «apoyo internacional».

No obstante, Guterres anotó que será algo difícil de alcanzar.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!