Petro Israel ONU Hamás
El ministro de Exteriores israelí, Israel Katz. Foto: Getty Images

El ministro israelí de Exteriores, Israel Katz, acusó a relatores y expertos de la ONU de «ignorar los crímenes de guerra, sexuales y de lesa humanidad» cometidos por Hamás después de que éstos pidieran un embargo de armas a Israel ante el alto impacto de víctimas civiles en al guerra en la Franja de Gaza.

«Desde la masacre del 7 de octubre, la ONU ha cooperado con los terroristas de Hamás y está tratando de socavar el derecho de Israel a defenderse a sí mismo y a sus ciudadanos de una organización terrorista asesina que exige la destrucción de Israel», afirmó Katz en su cuenta de X.

Treinta y siete miembros de grupos de expertos y relatores de la ONU aseguraron el viernes que la exportación de armamento a Israel por parte de otros países debe «detenerse inmediatamente» dado que cualquier transferencia de armas puede violar la ley humanitaria internacional en la actual ofensiva de Gaza.

«Constituye una mancha que no se puede borrar de la ONU como organización ni en lo personal del secretario general Antonio Guterres», agregó Katz.

«Posiciones sesgadas»

Desde el Ministerio aseguraron que la exigencia de un embargo de armas son «llamados de apoyo» a Hamás; y la petición a dejar de compartir información de inteligencia con Israel «impedirán que los rehenes regresen a casa»; mientras que se tildó de «obsesión antiisraeli» y «posiciones sesgadas» los pedidos de los relatores y expertos de la ONU.

Entre los firmantes figuran la relatora de la ONU para los Territorios Palestinos, Francesca Albanese, cuya entrada ha sido recientemente vetada en Israel; y sus homólogos para la protección de derechos humanos durante la lucha antiterrorista (Ben Saul) o contra el racismo y la xenofobia (Ashwini K.P.).

Los firmantes elogiaron a países como España, Bélgica, Países Bajos, Italia y a compañías como la japonesa Itochi, que han suspendido sus transferencias de armamento a Israel, así como a la UE que ha recomendado no exportar armas al país.

Destacaron que EE UU y Alemania son con gran diferencia los principales exportadores de armamento a Israel, con un aumento de sus envíos desde el inicio de la guerra, y citaron a otros importantes suministradores para el Ejército israelí como Francia, Reino Unido, Canadá y Australia.

«La sentencia de la Corte Internacional de Justicia del 26 de enero, en la que se señalaba un riesgo plausible de genocidio en Gaza, acrecienta la necesidad de un embargo de armas contra Israel», subrayaron.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!