El cacique de la aldea Vila Nova, Koará Tenharim
Foto: France 24

El cacique de la aldea Vila Nova, Koará Tenharim, acusó a Jair Bolsonaro de violar los derechos de los indígenas brasileños.

El líder Tenharim criticó la decisión del presidente de Brasil, de suspender la demarcación de las tierras indígenas.

«Bolsonaro afirmó que las reservas indígenas inviabilizan Brasil», dijo.

Las llamas también calcinaron parte de la reserva indígena Tenharim, una superficie de 1,87 millones de hectáreas localizada en el sur de Amazonas.

En las aldeas de Marmelos y Vila Nova, en la orilla de la carretera Transamazónica, el humo denso está causando problemas de salud, sobre todo en niños y ancianos.

Los indígenas brasileños solicitaron diálogo, acción y fondos al gobierno, para salvar la mayor selva tropical del planeta.

La Amazonía brasileña registró el mes de agosto como el de más incendios en los últimos 9 años.

El Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales detectó 30.901 focos activos, lo que supone un aumento de 196%, respecto al mismo mes del año anterior.

Para el estado del Amazonas, el más extenso de Brasil y también el más preservado, ha sido el peor agosto en 21 años.

Brigadas forestales indígenas

Hace cinco años fueron creadas las primeras brigadas forestales indígenas ligadas al Prevfogo, un órgano federal dependiente del Instituto Brasileño del Medioambiente y de los Recursos Naturales Renovables, que se encargó de formar a los indígenas en el combate de los incendios.

La brigada de la aldea Tenharim de Vila Nova trabajó sin pausa en los últimos días para luchar contra el fuego que devasta su reserva, con el apoyo de hidroaviones de las Fuerzas Armadas, reseñó France 24.