patos

Las autoridades veterinarias de Hungría detectaron un nuevo foco de gripe aviar (H5N1) en el este del país y comenzaron el sacrificio de 51.000 patos, informó este jueves el portal digital agrícola Agrarszektor.

La presencia del virus altamente patógeno ha sido confirmado en la localidad de Tiszadob por la Oficina Nacional de Seguridad en la Cadena Alimentaria (Nébih) que decretó la aplicación de medidas como la instalación de un área de defensa de un radio de 3 kilómetros, y otro de observación, de 10 kilómetros.

La Nébih el martes informó de un foco en la localidad de Hajdúnánás, donde se sacrificaron 22.500 patos por la presencia de la misma cepa de la gripe aviar.

Al mismo tiempo también se ha detectado la presencia de la cepa H5N2, menos patógena, en el centro del país, en Jászszentlászló, donde solo se instaló una zona de observación de un radio de 1 kilómetro.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!