Human Rights Watch
José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch | Foto: AFP

José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch, manifestó este viernes su preocupación por las recientes sanciones del gobierno de Estados Unidos hacia Venezuela.

«A pesar de que la compra de alimentos y medicinas se encuentra excluida de las sanciones. Los proveedores extranjeros, por miedo a ser sancionados, podrían limitar en la práctica sus transacciones sobre estos bienes», dijo Vivanco.

El abogado sostuvo que estas acciones pueden agravar la situación de Venezuela. Resaltó que se puede deteriorar más el acceso de los venezolanos a sus derechos económicos y sociales.

Expuso que la presión internacional, incluyendo las sanciones individuales contra los responsables por graves violaciones de derechos humanos, es esencial para seguir presionando al régimen de Nicolás Maduro.

La alta comisionada para los derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, también comunicó que las últimas medidas de Trump son extremadamente amplias y podrían exacerbar la crisis en el país.

“Temo que tengan implicaciones mayores en los derechos a la salud y a la alimentación, en particular en un país donde ya existe una seria situación de escasez de bienes esenciales”, manifestó.