Human Rights Watch
Foto: EFE

La organización Human Rights Watch, defensora de los derechos humanos en el mundo,  inició una campaña para que la Asamblea General de la ONU suspenda al régimen de Nicolás Maduro del Consejo de Derechos Humanos.

Considera que “no merece ser juez en cuanto a los derechos humanos, merece ser juzgado por la Corte Penal Internacional por sus propias violaciones contra estos derechos”.

precisó que entre las transgresiones cometidas en Venezuela figuran tortura, detenciones arbitraria y corrupción.

HRW señaló que en el país hay un “régimen autoritario gobernado por Maduro, quien fue reelegido para un segundo mandato de seis años en mayo de 2018, elecciones que no se consideraron libres y justas”.

Argumentó que en Venezuela “no hay instituciones gubernamentales independientes que actúen como un control del poder hacia Maduro”.

El encargado de dirigir la iniciativa es el venezolano Diego Arria, ex presidente del Consejo de Seguridad de la ONU.

Entre las razones de la organización para que la ONU atienda su solicitud, destacó los constantes ataques del régimen a líderes de la oposición.

Recordó el informe del Consejo de DH HH, publicado en julio, en el que hace constar que desde 2016 el régimen implementa una estrategia «destinada a neutralizar, reprimir y criminalizar a los opositores políticos y las personas que lo critican».