John-Bolton
Bolton impulsó el endurecimiento de la política contra Maduro desde su llegada al Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca | USA Today

La salida del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, abre interrogantes sobre la política exterior de Estados Unidos. El presidente Donald Trump descartó una postura más conciliadora con Caracas.

Para los guerreristas, la posibilidad de una intervención militar para derrocar a Nicolás Maduro creció con la invocación del TIAR.

Este pacto, heredado de la Guerra Fría, podría legitimar el uso de la fuerza.

La solicitud de activar el TIAR fue una propuesta de la oposición venezolana, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo. Una información que Trump retuiteó enfatizando la amenaza que supone Maduro para la región.

El mismo jueves, el Departamento de Estado anunció la designación del subsecretario interino de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, en sustitución de Kimberly Breier.

Antecedentes

El embajador Michael Kozak «continuará promoviendo la restauración de la democracia para el pueblo de Venezuela», tuiteó la portavoz Morgan Ortagus.

En 1988, Kozak fue a Panamá para concretar un acuerdo que sacara a Manuel Antonio Noriega del poder. Sin embargo, el dictador fue derrocado en la intervención militar ordenada por George H. Bush en 1989.

Bolton, quien el año pasado acuñó la frase «Troika de la tiranía» para referirse a Venezuela, Nicaragua y Cuba, impulsó el endurecimiento de la política contra Maduro desde su llegada al Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca en abril de 2018.

Pero el ex funcionario fue despedido antes de lograr un cambio de régimen en Caracas. Maduro sigue aferrado al poder con apoyo de las fuerzas armadas, y de Cuba, Rusia y China.

Su partida generó preocupación en el sur de Florida, bastión de los exiliados venezolanos en Estados Unidos, que apoyan al senador republicano Marco Rubio, descendiente de cubanos y artífice de la agresiva estrategia de Trump contra Maduro.

«Yo estaba en desacuerdo con John Bolton en sus actitudes sobre Venezuela. Creo que se pasó de la raya. Y creo que he demostrado tener razón», dijo Trump en la Oficina Oval, sin precisar a qué se refería.

El mandatario, que busca la reelección en 2020, despejó las dudas el jueves al afirmar que sus puntos de vista sobre Venezuela y Cuba, su principal soporte, eran mucho más fuertes que los de Bolton.