La ONU no va a sumarse a ninguna de las iniciativas propuestas por distintos países para tratar de solucionar la crisis en Venezuela, según anunció hoy su secretario general, António Guterres.

En su lugar, la organización optará por mantener sobre la mesa su propia oferta de mediación al gobierno y a la oposición del país, dijo Guterres en declaraciones a los periodistas.

El diplomático portugués explicó que, aunque ha estado en contacto con distintos gobiernos, la Secretaría General de Naciones Unidas ha decidido «no ser parte de ninguno de estos grupos, para dar credibilidad a nuestra continuada oferta de buenos oficios».