Washington  prepara medidas que incluyen sanciones por cargos criminales contra personas que hayan tenido alguna participación en el programa de emergencia alimentaria manejado por militares venezolanos, de acuerdo con un reporte de The Wall Street Journal.

Las medidas serán anunciadas en las próximas semanas, con el fin de aumentar la presión al régimen de Nicolás Maduro.

Los cargos y las sanciones serán dirigidos a oficiales militares y contratistas privados señalados de lavar billones de dólares de fondos del Estado destinados a la adquisición de alimentos y otras operaciones.

La información que maneja el medio estadounidense indica que el dinero se ha desviado hacia paraísos fiscales, propiedades y hasta la compra de yates, en lo que el gobierno de Estados Unidos define como una gigantesca operación de lavado de activos producto de la corrupción.

Otras sanciones se planean contra funcionarios o militares que se hayan apropiado del dinero proveniente de la empresa petrolera estatal, la extracción minera o el cambio de divisas.