El gobierno de Alemania expresó su rechazo por la detención del diputado a la Asamblea Nacional Juan Requesens y solicitó a las autoridades una investigación pertinente sobre el presunto ataque contra el presidente Nicolás Maduro.

Una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán dijo que las circunstancias de la detención suponen una vulneración a la inmunidad parlamentaria.

“Nuestra principal preocupación en lo que respecta a Venezuela es la situación humanitaria que se vive en el país», añadió.

Respecto al supuesto ataque contra el presidente venezolano el 4 de agosto, la portavoz se remitió a la declaración ya emitida por la Unión Europea, en que se pedía una investigación exhaustiva y transparente sobre el caso.

«Esperamos que se produzca ese esclarecimiento, de acuerdo a los estándares internacionales y las reglas del Estado de derecho», apuntó.

La fuente gubernamental desestimó hacer valoraciones sobre la supuesta reivindicación del atentado por parte de un grupo opositor.