Gane quien gane, Trump ya hizo historia y Biden podría ser el próximo presidente de EE UU
La batalla electoral entre el candidato demócrata y el republicano todavía no finaliza, el conteo de votos continua este 5 de noviembre. Foto: AFP/EFE

Los caminos hacia la victoria permanecen abiertos en la carrera presidencial de Estados Unidos tanto para Donald Trump como para Joe Biden, pero el demócrata tiene más formas de ganar y parece estar corriendo más fuerte de estado a estado, principalmente donde aún no se han terminado de contar los votos.

Al presidente Trump le tocó gobernar su último año de gestión con una devastadora pandemia que ha contagiado a más de nueve millones de estadounidenses, cobró la vida de más de 200.000 personas, además de las protestas de Black Lives Matter y las duras críticas que recibió. Lo acusaron, lo demandaron y aún así el mandatario tiene la reñida oportunidad de ser reelecto, aunque ahora pareciera casi improbable.

Es posible que no se sepa quién es el ganador de esta elección hasta al menos este jueves y, probablemente, viernes o sábado, sin embargo, John Zogby, fundador y socio principal de Zogby Strategies, advirtió que debido a que los estados están muy reñidos, se espera en primera instancia, recuento de votos que luego pospondría los resultados al menos unos días más y luego, según lo declarado por el presidente Trump «habrá desafíos judiciales y el contraataque de muchos de estos votos ausentes. Entonces, potencialmente y probablemente, esto sea un desastre», dijo.

«Nuestra democracia está siendo seriamente desafiada. La democracia no puede funcionar si alguien (Trump) dice que las pérdidas pueden ser de cualquier lado, pero que no va aceptar una derrota. Es un desafío por la amenaza que representa para el orden civil en el país y ya sabemos que la milicia se está reuniendo, sabemos que las vidas de los negros importan, en el otro lado se están reuniendo. Es una situación volátil y desafiante; hay mucho en juego», alertó Zogby.

El camino a la Casa Blanca para el demócrata pasa por conquistar al menos uno de los cuatro estados clave que quedan en juego. Pensilvania, Carolina del Norte, Georgia y Nevada. Foto: EFE

La batalla electoral entre el candidato demócrata y el republicano todavía no finaliza. El conteo de votos continua y ambos están muy ajustados y dependerá, en gran medida, del resultado que genere el voto por correo. Aún quedan «al menos 20 millones de boletas por contar», aseguró el experto.

«No importa quién gane esta elección presidencial, no hay un mandato fuerte ni para la dirección de Biden ni para la dirección de Trump», consideró Zogby durante una conferencia virtual en la gira electoral del Centro de Prensa Internacional de Estados Unidos.

Actualmente Biden cuenta con 264 votos electorales, mientras que Trump tiene 214, según reseña Fox News. Se necesitan 270 votos del Colegio Electoral para ganar la presidencia.

La forma más sencilla de que Trump logre los votos electorales que necesita sería ganar Pensilvania y al menos otros tres estados. Si no gana Pensilvania, Trump debe hacer un barrido limpio de los cuatro estados restantes para llegar a 270.

La campaña del presidente de Estados Unidos, por su parte, impugnó el miércoles las elecciones en los estados de Wisconsin y Michigan, que según los medios ganó Biden, y quiere además suspender el escrutinio en Pennsilvania en donde está en desventaja. El equipo de Trump dijo, además, que el recuento en Pennsilvania debe ser interrumpido porque no se autorizó a sus delegados acercarse a menos de 7,6 metros del lugar, así como también en Georgia, pero no está claro si la demanda tendrá éxito.

«Vamos a demandar para detener temporalmente el conteo hasta que haya una transparencia significativa y los republicanos puedan asegurarse de que todo el conteo se haga según la ley», dijo el director adjunto de la campaña, Justin Clark, en un comunicado.

El estado de Nevada empieza a ser inquietante para los demócratas. Con 75% del voto escrutado, el condado de Clark, un lugar clave que incluye Las Vegas y casi 70% de los votantes activos del estado, de los cuales 29,2% son latinos, la votación anticipada presencial y las boletas emitidas el día de las elecciones muestran que Biden tiene una ligera ventaja sobre Trump. Pero miles de boletas por correo que están pendientes podrían determinar la contienda donde seis votos del Colegio Electoral penden de un hilo.

Biden necesita a Arizona y Nevada para ganar, mientras que Trump todavía tiene la oportunidad de ejercer un segundo mandato. Deberá mantener su liderazgo en Carolina del Norte, Georgia y Maine. Además se anticipa que los votos de Alaska sean para el presidente. Aún así, gane quien gane la presidencia de Estados Unidos, Trump ya pasó a la historia y cambió para siempre el país.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo