bebé lodo
Foto Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres de Colombia

Un bebé fue rescatado con vida entre el lodo que dejó la avalancha que sacudió en la madrugada de este miércoles a Piedecuesta, Santander, Colombia.

De un «milagro» calificaron los habitantes de la vereda El Guamo Grande, en Piedecuesta, el hallazgo de un niño de 9 meses de edad que estaba desaparecido por la avalancha que destruyó varias casas y granjas en zona rural de este municipio

La emergencia causa hasta el momento cinco personas muertas y cinco desaparecidas.

Además del bebé rescatado, otras dos personas fueron halladas con vida. La emergencia ocurrió luego de las intensas lluvias que ocasionaron los desbordamientos del río Manco y la quebrada La Grande sobre la vía que comunica a Piedecuesta con San Gil.

Hacia las 8:00 de la mañana, un grupo de personas que ayudan al rescate se abrieron paso entre lodo, piedras y árboles para encontrar milagrosamente al bebé que responde al nombre de Dilan Jaimes Hernández.

Fue José Daniel Jaimes, un labriego de la zona, quien actuó como improvisado socorrista, la persona que halló al bebé de 9 meses.

Dilan era uno de los niños reportados como desaparecidos, al igual que sus  dos hermanos de 5 y 9 años, además de su mamá identificada como Ingrid Hernández.

El niño fue cargado por la comunidad completamente enlodado y apenas logrando abrir los ojos.

«Hay un niño, hay un niño», gritó de manera angustiante Jaimes.

«Removimos con cuidado los escombros y encontré al niño que estaba totalmente cubierto de lodo. Le lavamos los ojos y lo cargué para entregárselo al papá que había sido arrastrado y había montado al niño en un chifonier. En la madrugada rescatamos a una señora que la avalancha la arrastró más de 400 metros», agregó Jaimes.

Su padre lo reconoció y lo abrazó. El menor estuvo desaparecido al menos 6 horas, pues la avalancha ocurrió hacia las 2:00 de la mañana.

El campesino tomó al niño con sus brazos y corrió para entregárselo al papá, quien emocionado cargó a su bebé y se lo entregó a su mamá para seguir buscando a sus otros dos hijos y a su esposa.

Los afectados están solicitando apoyo de la Defensa Civil para la búsqueda de los siete desaparecidos que hay en la zona.