Presidente Honduras
Foto: EFE

La Fiscalía de Nueva York aseguró que tiene evidencia de que el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, y su hermano, el ex diputado Juan Antonio Hernández, recibieron dinero del narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán.

La Fiscalía presentará en el juicio que se le sigue al ex diputado, que este recibió del Chapo 1,5 millones de dólares para ser entregados al presidente de Honduras.

El juicio comenzó este miércoles en la corte federal para el distrito sur de Nueva York tras la selección de los 12 miembros del jurado y los 6 alternos.

El fiscal Jason Richman no precisó en qué recibió el dinero del Chapo, ni si fue usado en la campaña electoral del mandatario hondureño.

Juan Antonio Hernández, preso en Nueva York desde finales de 2018 tras ser arrestado en Miami, está acusado de cuatro delitos de narcotráfico.

Asimismo, se le acusa de posesión de armas de fuego para defender sus cargamentos y de mentir a las autoridades. De todos los cargos se ha declarado inocente.

Primer día de juicio

Hernández llegó este miércoles por primera vez a la sala del juez Kevin Castell sin el uniforme de prisionero, que había usado durante las audiciones previas al juicio, y siguió el proceso a través de un intérprete.

En esta ocasión vistió traje de chaqueta azul con corbata del mismo color y camisa blanca.

Con semblante relajado, incluso sonrió en un momento en que el juez le pidió que se pusiera de pie para que lo vieran los candidatos a jurado, con la intención de saber si alguno le conocía.

No es la primera vez que el gobierno de Estados Unidos vincula el nombre del presidente Hernández en el caso por narcotráfico contra su hermano, a quien, aseguran las autoridades, protegía, pero no ha presentado cargos en su contra.

El fiscal señaló que esa protección que recibía hizo que el acusado se sintiera intocable y seguro en sus actividades de narcotráfico.

Acto de venganza

El mandatario negó recibir dinero de narcotraficantes. Aseguró que el hecho de que lo hayan implicado es un acto de venganza en su contra por haber dado el visto bueno a las extradiciones a Estados Unidos.

El gobierno estadounidense cree que el acusado distribuyó masivas cantidades de cocaína durante años que llegaron a territorio norteamericano. Con esto, se enriqueció y con el dinero financió campañas políticas de su Partido Nacional.

El fiscal aseguró además este miércoles que la red de narcotráfico a la que pertenecía Tony Hernández, de 41 años de edad, fue protegida por funcionarios corruptos del gobierno hondureño.

Entre estos mencionó a alcaldes, legisladores, miembros de las fuerzas armadas y de la policía.

Richmon indicó que la evidencia demostrará que Honduras es un lugar propicio para el narcotráfico, que escucharán a narcotraficantes involucrados con Hernández, además de ver fotos y vídeos para sostener las acusaciones.

El abogado de la defensa Omar Malone aseguró que la fiscalía no tiene evidencia en contra de su cliente. Indicó que Hernández tiene licencia para armas, por lo que la acusación de posesión de armas quedaría invalidada.

Sostuvo que las acusaciones en contra de su cliente son venganza de los narcotraficantes que cooperan con el gobierno por haber consentido el presidente la extradición a Estados Unidos de varios capos.

Al concluir el primer día de juicio, un grupo de hondureños protestó fuera de la corte federal exigiendo que se haga justicia para su pueblo.

“Si es culpable, que le caiga todo el peso de la ley; y si el presidente está involucrado, que renuncie inmediatamente y sea traído ante la justicia de Estados Unidos”, dijo uno de los manifestantes, que prefirió ser identificado solo como José por temor a represalias.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo