Nueva York
La muerte del afroamericano George Floyd desató una ola de manifestaciones en varias ciudades de EE UU | Foto: Teletica

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, anunció este jueves que presentó una demanda contra el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD). Ello, en razón de su respuesta excesiva ante las protestas que tuvieron lugar contra la brutalidad policial en mayo y junio de 2020. Esto a raíz, de la muerte a manos de las fuerzas del orden de George Floyd en Mineápolis.

“No hay duda de que el NYPD participó en un patrón de fuerza excesiva, brutal e ilegal contra manifestantes pacíficos”, dijo James en un comunicado de prensa.

Agregó: “En los últimos meses, el NYPD violó los derechos de los neoyorquinos repetida y descaradamente, ocasionando daños físicos y psicológicos significativos que han llevado a una enorme desconfianza en las fuerzas del orden”.

La demanda también está dirigida contra el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio; el comisario de la Policía de la ciudad, Dermot Shea; y su jefe de departamento, Terry Monahan.

“Nadie está por encima de la ley, ni siquiera los individuos que deben hacerla cumplir”, enfatizó la fiscal.

En su denuncia, James cita decenas de ejemplos de supuesto abuso de poder, como la utilización indiscriminada, injustificada y repetida de porras, espray pimienta y bicicletas; así como el uso de maniobras de acorralamiento, en las que los oficiales cercaron a los ciudadanos y comenzaron a detenerlos, expuso.

Reforma policial

Las protestas y la respuesta policial ya han originado la creación de leyes estatales que prohíben tácticas agresivas y que hacen que los archivos policiales sean más transparentes, mientras que el concejo municipal de Nueva York desvió cerca de 1.000 millones de dólares del presupuesto del NYPD a otros departamentos.

El pasado mes de julio, James publicó un informe que apuntaba a que las protestas habían afectado la confianza del público en las fuerzas policiales de la ciudad. Recomendó que un panel independiente, y no el alcalde de la ciudad, sea el que nombre al comisario del cuerpo y maneje los asuntos de disciplina de los agentes.

A través de esta demanda, la fiscal general pretende ahora que se dicte un requerimiento que incluya reformas implementadas por una unidad independiente.

El NYPD ya está siendo monitorizado por el gobierno federal tras una denuncia presentada contra el departamento en 2013 por la práctica del “stop and frisk”, una polémica táctica por la que agentes paran y cachean a personas en las calles y que afectó de forma desproporcionada a latinos y afroamericanos.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo