La migración, específicamente la crisis que se vive por los venezolanos que buscan ingresar a Chile por medio del paso fronterizo Chacalluta, generó una tensión pública en la familia Kast, específicamente entre el senador Felipe y su tío, líder de Acción Republicana, José Antonio.

Esto porque después de visitar Arica, el ex candidato presidencial cuestionó al parlamentario que días antes también estuvo en la zona, diciendo que «yo no comparto que legisladores hagan de puente para generar flujos migratorios que no estén acordes con el sistema legal establecido en Chile para recibir migrantes».

Ante eso quien también fuera aspirante a La Moneda por Evópoli llegando hasta las primarias de Chile. Vamos) le contestó a través de Twitter y lo emplazó a no caer «en noticias falsas».

«Nunca hemos pedido el ingreso de personas en forma ilegal, sino lo contrario;una migración ordenada y humanitaria, privilegiando reunificación de niños y mujeres embarazadas con familiares que residen en Chile», dijo.

En la misma red social lo cuestionó por no haberse reunidos con «mujeres y niños que se vieron forzadas a salir de la dictadura de Maduro», ya que según El Mercurio, JAK solo se reunió con trabajadores del paso fronterizo y locatarios.

«Están viviendo algo muy similar a lo que le tocó vivir a nuestra familia cuando mi abuela (tu mamá) vino a reunirse con mi abuelo que la esperaba en Chile», dijo el senador Kast.

Así, recordando el pasado migratorio de su familia que llegó desde Alemania, recordó que «el niño que viajaba en ese momento con mi abuela era mi papá (tu hermano), y afortunadamente Chile le dio a nuestra familia la oportunidad de reconstruir una vida y cumplir sus sueños en un país libre».

«Orden y humanidad son compatibles. Es positivo que el Gobierno esté implementando una política migratoria ordenada y humanitaria; cerrando las fronteras a personas con antecedentes penales, y apoyando a niños y mujeres que buscan reunirse con sus familiares residentes en Chile», apuntó Felipe Kast.