Una de cada tres personas que solicitaron asilo en España en lo que va de año es de nacionalidad venezolana, casi 17.000, cifra que supera 80% de todas las que se contabilizaron el año pasado.

Un total de 46.596 personas solicitó protección internacional en los 5 primeros meses del año, de las que 16.846 son de Venezuela, frente a los 20.015 registrados en todo 2018, según los últimos datos del Ministerio del Interior de España.

Por tercer año consecutivo Venezuela se coloca como el primer país en reclamar protección, y sigue en aumento debido a que en 2016 pidieron asilo 4.195 ciudadanos, frente a los 596 del año anterior, lo que supuso un incremento de 603%; y en 2017 lo hicieron 10.627 (153% más).

En marzo pasado, el gobierno de España concedió a 400 venezolanos los primeros permisos de residencia por razones humanitarias, una medida establecida en la ley y que puede otorgarse cuando no se concede el asilo a los solicitantes.

Se trata de permisos individuales y por un año prorrogable. 

También aumentaron las solicitudes de colombianos que hasta el 31 de mayo se mantienen en el segundo lugar con 10.122, cuando durante 2018 lo hicieron 8.811 individuos; les siguen Nicaragua (2.698); Honduras (2.666) y El Salvador (2.078) y de la lista desaparece Siria, que el año pasado ocupó el tercer lugar con 2.901 peticiones.

Del total de 46.596 solicitudes de este año, más de la mitad (25.602) son hombres y 20.994, mujeres, y la mayor parte (23.729) se encuentra entre los 18 y 34 años de edad.

Estas solicitudes se pueden hacer en territorio español, en puestos fronterizos, en los llamados Centros de Internamiento de Extranjeros y en las Embajadas de España en el exterior.

El año 2018 fue un año récord en el número de peticiones de asilo contabilizadas en el país ibérico, según el Ministerio de Interior, cuando ascendieron a 55.668 solicitudes.