El gobierno español pidió este sábado respeto al ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero, luego de que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, le aconsejara que no fuera «imbécil» debido a unas declaraciones sobre Venezuela.

Fuentes del gobierno recalcaron que, pese a que se deben respetar las discrepancias sobre el fondo de un asunto, no se debe perder el respeto y entrar en el terreno de los insultos personales y aún menos cuando se trata de un ex presidente del gobierno de España.

El secretario Almagro reprochó a Zapatero tener, a su juicio, un problema muy grande de comprensión.

«Mi consejo, es un consejo nada más: que no sea imbécil. Es un consejo importante, bueno, creo que le puede hacer mucho bien», afirmó en una entrevista a NTN24, en referencia a las declaraciones del ex mandatario español, quien aseguró que el flujo migratorio de los venezolanos en Latinoamérica se debe a sanciones económicas impuestas por Estados Unidos.