Estados Unidos
Estados Unidos negará el asilo en la frontera con México | Foto: Cortesía

La Corte Suprema de Estados Unidos aprobó esta semana una nueva regulación de inmigración. Con ella niega el asilo a las personas que soliciten el trámite en la frontera con México.

Ken Cuccinelli, jefe interino del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, aplaudió la medida y aseguró que así se podrá reducir el número de casos atrasados.

La regulación le negará el asilo a los inmigrantes en la frontera con México, que no sean nacionalizados en ese país. El solicitante deberá pedir asilo en un país distinto del fronterizo con Estados Unidos.

Juan Carlos Perla, de 36 años de edad, es un migrante de El Salvador. Se encuentra en Tijuana e intenta cruzar la frontera hacia Estados Unidos, reseñó El Nuevo Herald.

“La gente sabe que no va a pasar. Están desesperados. A muchos no les gusta aquí. No es fácil la vida”, enfatizó Perla.

El migrante explicó que así como él, sus primos han intentado pedir asilo en la frontera y no han podido entrar a Estados Unidos. Decidieron regresar a su país de origen, El Salvador.

Cubanos, haitianos y africanos también se unen a las largas filas de inmigración para pedir asilo en el país estadounidense.

Funcionarios se muestran en contra

Michael Knowles, agente de asilo, rechazó la medida adoptada por el gobierno de Donald Trump.

“Nos piden hacer algo que creemos que, en el mejor de los casos, es inmoral e ilegal y, en el peor, un enorme abuso a los derechos humanos. Esta situación crea un dilema moral para los agentes de asilo, porque se les hace sentir cómplices en el ámbito individual en ese abuso”, enfatizó.

Avril Benoit, directora ejecutiva del grupo humanitario Médicos sin Fronteras, advirtió que la nueva restricción puede causar que los migrantes sean víctimas de robo y agresiones, y pueden llegar a saturar los albergues.