El gobierno español anunció este viernes la ampliación de las ayudas destinadas a los migrantes que llegan a España para poder atender a las 56.000 personas extranjeras que han pedido refugio y asilo en lo que va de año.

Isabel Celaá, ministra portavoz del gobierno español, explicó en rueda de prensa que con los fondos actuales solo se podría atender a 30.000 personas, por lo que el Ejecutivo aprobó la ampliación de las subvenciones a entidades y organizaciones que realizan actuaciones de atención humanitaria a personas inmigrantes.

El objetivo es incluir entre los beneficiarios de las ayudas a las personas que han pedido refugio y asilo, cuya cifra asciende a 56.000 en lo que va de año y supera a la registrada durante 2018.

La portavoz precisó que se puede hacer porque es un momento en el que la bajada del número de llegadas de inmigrantes irregulares es significativa, gracias a las políticas de colaboración con Marruecos, lo que ha propiciado que el sistema de atención humanitaria para llegada a costas no esté en plena ocupación.

Una parte de ese servicio se va destinar a dar también acogida a las personas que llegan a España en busca de asilo o refugio, que, como hasta ahora, seguirá siendo prestada por organizaciones especializadas en esos campos.