Ley
Foto: cortesía

Nueva York cuenta desde este sábado con una ley que autoriza para decomisar y restringir la compra de armas de fuego por parte de personas que puedan representar un peligro para ellos o su comunidad.

La Ley de Orden de Protección para Personas en Riesgo Extremo (ERPO), o ley de alerta roja, permite que cualquier persona acuda ante la Corte Suprema del estado para pedir a un juez que intervenga en el caso de un individuo que muestre signos de ser un riesgo.

El nuevo estatuto, con el que Nueva York se une a otros 16 estados con leyes similares y que el gobernador Andrew Cuomo firmó en febrero, entra en vigor después de los recientes tiroteos en el país, los cuales ocurrieron en Texas y Ohio.

Esta legislación amplía las leyes de control de armas en Nueva York. Es el primer estado en empoderar a sus maestros y administradores escolares para evitar tiroteos en escuelas apelando a la intervención judicial.

El gobernador se mostró complacido de que el estatuto entre finalmente en vigencia. Afirmó que el flagelo de la violencia con armas y tiroteos que asola a Estados Unidos en los últimos años está empeorando.

“Nueva York lidera el camino para poner fin a esta locura aprobando las leyes más fuertes de la nación”, indicó.