municiones
Las municiones encontrada en las inmediaciones de la localidad de Kírovsk ya fue destruida  | Foto: referencial / Guardia Civil

Un habitante de San Petersburgo entregó a la policía cerca de 250 kilogramos de municiones del período de la Segunda Guerra Mundial halladas en un bosque.

«El peso total de la carga asciende a 249,3 kilogramos», señaló la policía local en un comunicado.

La munición de guerra, encontrada en las inmediaciones de la localidad de Kírovsk, fue destruida.

El Ejército nazi, que invadió la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, cerró el cerco en torno a Leningrado el 8 de septiembre del mismo año. El cerco lo mantuvo durante 900 días, hasta el 27 de enero de 1944 cuando el Ejército Rojo logró romperlo.

En los bosques de la zona aún están llenos de artefactos explosivos de la época, según expertos.

La semana pasada una bomba de la Segunda Guerra Mundial fue hallada y desactivada en el recinto del Kremlin en Moscú.