Pedro Pablo Kuczynski | Foto: El Comercio

La justicia peruana embargó este lunes dos casas al octogenario ex presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien cumple prisión domiciliaria desde hace cinco meses debido al escándalo de la brasileña Odebrecht, informó el Poder Judicial.

«Se ha ordenado la incautación con fines de decomiso de dos inmuebles de la empresa Dorado Asset Management Company, que le pertenece a Pedro Pablo Kuczynski», indicó en un comunicado, la Corte Superior de Lima.

El juez Jorge Luis Chávez aprobó un pedido para embargar los inmuebles de los fiscales del equipo especial del caso Odebrecht, que salpica a cuatro ex presidentes peruanos.

Una de las propiedades es vecina a la residencia del acomodado distrito limeño de San Isidro, donde Kuczynski vive y cumple su arresto domiciliario. «No se está afectando el inmueble donde se encuentra el ex presidente. Este inmueble es distinto», dijo a la prensa el fiscal Domingo Pérez luego del dirigir el procedimiento de incautación.

La segunda propiedad es una casa campestre en el distrito de Cieneguilla, cerca de Lima. «Ambas viviendas fueron adquiridas por la empresa Dorado de la cual Kuczynski es accionista mayoritario», indicó Pérez.

Los bienes pasarán a manos del Programa Nacional de Bienes Incautados hasta que la justicia decida su decomiso o restitución. El dinero con que la empresa Dorado adquirió los inmuebles provendría de pagos que realizó Odebrecht a través de Westfield Capital, también propiedad de Kuczynski, por asesorías para operaciones financieras en Perú.

Kuczynski, quien cumplirá 81 años de edad el 3 de octubre, inició su gobierno en julio de 2016 y renunció en marzo de 2018 acorralado por denuncias de corrupción.

Los delitos

La fiscalía lo investiga por «el delito de lavado de activos con la agravante de pertenencia a una organización criminal en agravio del Estado». En abril pasado se le implantó un marcapaso, por lo que un tribunal ordenó que cumpliera en su hogar los 36 meses de prisión preventiva que solicitó la Fiscalía mientras avanza la investigación en su contra.

Posteriormente, ha estado hospitalizado en dos ocasiones. Kuczynski fue el primer presidente en ejercicio en América en renunciar por este escándalo, luego de que Odebrecht reveló pagos a dos firmas vinculadas a él -Westfield Capital y Firts Capital- por asesorías para operaciones financieras mientras era ministro, dato que Kuczynski omitió informar cuando llegó al poder.

El Congreso, dominado por la oposición fujimorista, se aprestaba a destituirlo cuando renunció. Exitoso ex banquero de Wall Street, Kuczynski vive solo en su casa de San Isidro, pues su esposa estadounidense reside ahora en su país.