Elliott Abrams, representante especial del Departamento de Estado de Estados Unidos para Venezuela, aseveró este domingo que el uso de las fuerzas militares estadounidense continúa siendo una opción para generar un cambio en el gobierno venezolano. 

«No es nuestra primera opción. La opción preferida es la presión diplomática, económica y política. Dicho eso, es imposible para ningún presidente descartar completamente esa otra opción. Ya veremos qué nos trae el futuro, de momento baste con decir que tenemos la capacidad de usar la presión militar», dijo en una entrevista para el diario español ABC.

Acotó que las alianzas de Nicolás Maduro con los gobiernos de Cuba y de Rusia han sido de ayuda para que el oficialismo evada los efectos de las sanciones económicas. 

«Rusia ha ayudado a bloquear las condena al régimen en el Consejo de Seguridad de la ONU, esto ocurre porque Venezuela le debe mucho dinero a una compañía petrolera rusa. Cuando sancionamos a Pdvsa lo primero que hicieron fue acudir a la empresa de Rusia para que les ayudara a vender el petróleo que antes comprábamos aquí en Estados Unidos. Así que creo que Rusia ha sido muy importante en ayudar al régimen de Maduro a aguantar las sanciones estadounidenses», aseguró. 

Con respecto a Cuba, acotó la presencia de al menos 3.000 espías, especialmente en Caracas, que se ocupan de enseñar a los militares venezolanos tácticas de espionaje y de tortura. 

«Podemos decir que hasta están previniendo golpes de Estado. Para comprender su influencia basta con recordar que los guardaespaldas de Maduro son cubanos. Según yo lo veo, los cubanos son el sistema nervioso central del régimen», indicó. 

Abrams acotó que la presencia de Manuel Cristopher Figuera, ex director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, ha ayudado al gobierno de Estados Unidos a conocer detalles de las prácticas de los dirigentes oficialistas. 

«Podemos preguntarle sobre todo tipo de detalles, como relaciones entre unos individuos del régimen y otros, amistades y rivalidades. Es muy útil a la hora de analizar qué está pasando dentro del chavismo», señaló.