El papa otorgó indulgencia plenaria en medio de pandemia del covid-19
Foto: AFP

Por primera vez en la historia milenaria de la Iglesia católica, el papa Francisco rezó este viernes en solitario ante la plaza vacía de San Pedro, dio la bendición y la indulgencia plenaria al mundo por la pandemia de coronavirus que lo azota.

Ante el dramático momento que vive la humanidad, el papa decidió dar una bendición extraordinaria, la Urbi et Orbi, la misma que los pontífices suelen impartir solo el 25 de diciembre y el Domingo de Pascua, fechas en que se recuerda el nacimiento y la muerte de Jesús.

«Vivimos en una sociedad enferma», fueron las palabras de Francisco durante la oración | Foto: AFP

«No hemos escuchado el grito de los pobres y de nuestro planeta, gravemente enfermo. Hemos pensado más en nosotros que en los demás y en los que más necesitan», expresó.

Aseguró que no se trata de sembrar pánico, sino corresponsabilidad. «Cuántos oran y se ofrecen a servir a los demás. Solos no podemos, necesitamos de los otros».

«No son aquellos los que aparecen en revistas y shows los más comentados, son los médicos, enfermeras, transportistas y tantos otros que comprendieron que nadie se salva sólo», manifestó.

El papa Francisco y la bendición Urbi et Orbi

La bendición Urbi et Orbi al mundo permitió que más de 1.300 millones de católicos obtuvieran la indulgencia plenaria; es decir, el perdón de sus pecados, en un momento tan difícil, con medidas de confinamiento que afectan a más de 3.000 millones de personas.

«La tempestad nos muestra lo muy atrás que habíamos dejado aquello que era esencial para la vida. Con la tempestad se cayó aquel maquillaje de nuestra vanidad», dijo.

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo