Foto: Twitter @ProgresaLatam

Los ex presidentes Rafael Correa, Lula Da Silva, Dilma Rousseff, Ernesto Samper, Fernando Lugo y José Luis Rodríguez Zapatero son algunas de las 32 personalidades de izquierda que componen el Grupo de Puebla.

En diversos sectores se cuestionan si este grupo será el sucesor del Foro de São Paulo. Esta organización fue creada a fines de 1990 por Fidel Castro y Lula da Silva.

La organización se define como un espacio de reflexión y de intercambio político en Latinoamérica. Se fundó el 14 de julio de 2019 y en ella también participan los senadores chilenos José Miguel Insulza y Alejandro Navarro.

El portal chileno El Líbero reseñó que hasta ahora la organización se ha referido a temas regionales como el incendio en el Amazonas. También a las palabras del jefe de Estado de Brasil, Jair Bolsonaro contra Michelle Bachelet; el proceso de paz en Colombia, y el régimen de Nicolás Maduro.

“Sostenemos la importancia de lograr una solución pacífica al grave conflicto político, económico y social que está atravesando el pueblo de Venezuela”, afirmó el grupo en una declaración.

El 11 de septiembre pasado la instancia rechazó que se invocara el TIAR. Lo catalogó como un instrumento arcaico para realizar intervenciones militares en países de América Latina.

En un documento en el cual declararon su solidaridad con los venezolanos, repudia la amenaza de una intervención militar. También apoya la promoción del diálogo en el país. Esta declaración fue difundida por el PSUV y por el  ministro de Relaciones Exteriores del régimen, Jorge Arreaza.

El Foro de São Paulo

Después de la caída de la Unión Soviética y la crisis de los socialismos de Estado de Europa del Este, Castro y Lula fundaron este grupo para reunir a los partidos de izquierda de América Latina. Querían impulsar el socialismo del siglo XXI realizando encuentros en varias ciudades del continente.

En el documento del XXV encuentro del Foro de São Paulo, realizado en Caracas, los miembros del organismo rechazaron la política estadounidense de incluir a Cuba, Nicaragua y Venezuela en «el eje del mal».

A pesar de que la instancia creada por la dupla Castro-Lula tenía la hegemonía en el continente, hoy solamente nueve países están en manos de algún partido miembro. Incluso, varios ex presidentes han caído en desgracia por culpa de la corrupción.

El Grupo de Puebla

En medio de este escenario, el Grupo de Puebla en la declaración de su fundación afirma: “Invitamos a las y los progresistas a construir un nuevo proyecto común que, aprendiendo de nuestros errores y recuperando nuestra vocación de mayorías y de gobierno, nos permita devolverles a nuestros pueblos la esperanza de una sociedad más justa, más solidaria, más igualitaria”.

«El Foro de São Paulo ha perdido el centro de gravedad en Brasil. No es una situación cómoda para la organización la posición en la que se encuentran Cuba y Venezuela, que han sido países muy importantes en la proyección del foro en América Latina, y que también están pasando por una situación comprometida», explicó Miguel Ángel Martínez Meucci, académico de Estudios Políticos en la Universidad Austral de Chile.

En esas condiciones, sostuvo el experto, sería perfectamente factible que México se convierta en el nuevo centro de gravedad operativo de lo que sería el Foro de São Paulo.