Donald Trump
Foto: EFE

El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles que planea prohibir la comercialización de cigarrillos electrónicos con sabores en el país. Esto, después de que en los últimos días se hayan hecho públicas las primeras muertes por su uso.

«La FDA está trabajando para prohibir los cigarrillos electrónicos con sabores», dijo Alex Azar, secretario de Salud.

Azar explicó que tomará semanas para terminar este proceso. Luego, un periodo de 30 días para que entre en vigor la decisión de prohibir todos los sabores de cigarrillos electrónicos, excepto el de tabaco.

Azar hizo el anuncio en el despacho oval y aseguró que el vapeo es un problema que afecta especialmente a «niños inocentes».

«Tendremos que hacer algo respecto a esto», apuntó Trump.

Melania Trump, primera dama de Estados Unidos, señaló ayer que está «profundamente preocupada» por el creciente uso de estos cigarrillos en ese país.

«Estoy profundamente preocupada por la creciente epidemia del uso de cigarrillos electrónicos entre nuestros niños. Necesitamos hacer todo lo posible para proteger a la gente de enfermedades y muertes relacionadas con el tabaco, y evitar que los cigarrillos electrónicos se conviertan en una vía de acceso a la adicción a la nicotina», aseveró Melania Trump en Twitter.

El aviso del gobierno de Trump se dio luego de que que las autoridades dieron a conocer la muerte de seis personas por los cigarrillos electrónicos.

La última, una mujer de más de 50 años, se publicó este martes.

La semana pasada, Gretchen Whitmer, gobernadora de Michigan, decretó la prohibición de la venta de cigarrillos electrónicos y con esta medida convirtió al estado en el primero que veda esos productos.

Los escáneres de pulmones de pacientes con enfermedad de vapeo muestran lo que parece una neumonía viral o bacterial grave, pero las pruebas para confirmar esas enfermedades dan resultados negativos.

Estos vaporizadores se venden sin restricciones de edad y se ofrecen con sabores como jugos de frutas, caramelos y gomas de mascar.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, la nicotina, tanto en los cigarrillos regulares como en los electrónicos, es adictiva.

Otros ingredientes en el líquido de estos cigarrillos incluyen partículas ultrafinas que pueden llegar a los pulmones, compuestos para dar sabor como el diacetilo, un químico vinculado con graves enfermedades pulmonares, y metales pesados como níquel, estaño y plomo.