Bolton
Foto: Media Matters for America

Donald Trump dijo este miércoles que John Bolton, ex asesor de Seguridad Nacional, se pasó de la raya en la política hacia Venezuela.

«Yo estaba en desacuerdo con John Bolton en sus actitudes sobre Venezuela. Creo que se pasó bastante de la raya, y creo que se ha demostrado que yo tenía razón», dijo Trump.

Interrogado sobre si su doctrina en lo relativo a Venezuela podría cambiar ahora que Bolton ha abandonado su cargo, Trump se limitó a indicar que tiene una «política firme» hacia ese país.

«Venezuela está pasándolo realmente mal, y estamos tratando de ayudarles de una forma humanitaria», afirmó Trump. Admitió que su prioridad es esa asistencia y no «aplastar al régimen terrible» de Nicolás Maduro.

 Trump ha reconocido que ha tenido conversaciones «de alto nivel» con el chavismo. Sin embargo, no quiso responder si está dispuesto a reunirse con Maduro este mes en la Asamblea General de la ONU.

«No quiero hablar sobre eso», señaló el mandatario, quien insistió en que sigue trabajando «con Colombia y Brasil» para ayudar a los venezolanos.

En los últimos meses, Trump ha dado señales de frustración por la falta de resultados en la campaña para derrocar a Maduro, después de que Estados Unidos inició en enero una campaña internacional para aupar al poder a Guaidó.

El mandatario acusó en mayo a Bolton de querer meterle «en una guerra» en Venezuela, informó entonces el diario The Washington Post.

Trump dio además una explicación más extensa de por qué despidió el martes a Bolton, un polémico asesor con fama de intervencionista que llevaba casi año y medio con él.

Agregó que evalúa a cinco candidatos para reemplazar a Bolton y que hará el anuncio la  semana próxima.

Entre quienes suenan para el cargo está el general Rick Waddell, ex asesor de Trump que vivió 12 años en Brasil; el asesor de seguridad nacional del vicepresidente Mike Pence, Keith Kellogg, y el encargado de Irán en el Departamento de Estado, Brian Hook, reveló este miércoles un aliado del presidente, el senador Lindsey Graham.