Marlus Ganserer, un diputado alemán, fue reelegido en su cargo en el Parlamento Regional de Baviera por lo que asumirá su mandato como una mujer transgénero siendo algo inédito en la historia política de ese país. 

Tessa Ganserer, como se hace llamar, habló ante la prensa sobre su nueva aparencia física como también para denunciar los retrasos en los trámites para cambiar de sexo en el registro civil. 

«No hago esto para divertirme y no decidí convertirme en mujer, soy una mujer», explicó el político de 40 años de edad, quien anunció su cambio hace unas semanas en las redes sociales.

Es la primera vez que una mujer transgénero ocupará una banca en una institución política alemana, más aún habiendo cambiado de identidad durante su mandato.

«Soy una mujer en todas las fibras de mi cuerpo y ahora también señora diputada regional», fue con este mensaje publicado en su cuenta Facebook.