Ovidio Guzmán

Fuerzas de seguridad de México dejaron en libertad a un hijo del capo de la droga Joaquín «el Chapo» Guzmán de una casa donde lo detuvieron brevemente, informó el secretario de Seguridad del gobierno federal, Alfonso Durazo. Explicó que se tomó la decisión «para proteger vidas».

Los comentarios del funcionario siguieron a otra declaración suya en los que no aclaró si Ovidio Guzmán aún estaba bajo custodia, luego de horas de balaceras y detonaciones de armas de alto calibre que sacudieron durante horas varias zonas de la ciudad Culiacán.

El funcionario informó que una patrulla militarizada fue atacada por primera vez desde dentro de la casa. Al entrar, encontraron a cuatro hombres, incluido Ovidio Guzmán, acusado de narcotráfico en Estados Unidos.

Sin embargo, los pistoleros dominaron a la patrulla y por eso se tomó la decisión de retirarse para evitar muertes de civiles y agentes de seguridad, y restaurar la calma en la capital del estado Sinaloa. En medio de un caos se hacían bloqueos de carreteras y disparos de armas automáticas.

«Tomaron la decisión de retirarse de la casa sin Guzmán para tratar de evitar más violencia en la zona y preservar la vida de nuestro personal y recuperar la calma en la ciudad», dijo Durazo.

El gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, informó que en medio de los hechos violentos se registraron «varias muertes». Sin ofrecer cifras, indicó que este viernes se suspenderán las clases.

La Secretaría de Salud local dijo que por lo menos nueve personas, entre ellos cuatro militares y dos policías, resultaron heridos.

Otros hechos

Antes, el secretario de Seguridad Pública del estado, Cristóbal Castañeda, informó que en otro hecho por lo menos 20 reos se escaparon de un penal de Culiacán. Se cree que  allí están presos varios miembros del cártel de Sinaloa. Poco más tarde se reportó la recaptura de algunos.

Momentos de pánico

Imágenes y videos transmitidos por redes sociales mostraron a personas corriendo por las calles y gritando, varios acompañados de sus hijos, mientras se desarrollaban operativos de seguridad con militares, marinos y policías.

Más tarde también circularon supuestas imágenes del hijo de Guzmán vistiendo una camisa azul claro con puntos y dos escapularios.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó en febrero a Ovidio Guzmán y a otros integrantes del cártel de Sinaloa de conspiración para distribuir cocaína, metanfetaminas y marihuana para su importación a ese país.

El operador de aeropuertos OMA informó que cinco vuelos programados para salir del terminal aéreo de Culiacán el jueves por la noche fueron cancelados, al igual que cuatro arribos.

No aclaró si esto se derivó de los hechos violentos.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!