La Policía Nacional española detuvo en el aeropuerto de El Prat en Barcelona a un hombre que ocultaba medio kilo de cocaína debajo de un peluquín que aparentemente tenía un extraordinario tamaño, informaron fuentes policiales.

«El ingenio de los narcotraficantes no tiene límite a la hora de querer burlar los controles», señaló la Policía Nacional en un comunicado de prensa.

El hombre fue interceptado el 18 de junio a su llegada a Barcelona en un vuelo procedente de Bogotá, un vuelo considerado caliente por los cuerpos de seguridad españoles.

La policía calcula que el valor de la droga intervenida, dependiendo del nivel de pureza y de la forma de distribución en el mercado, podría superar los 30.000 euros.