El partido de oposición nacional de derechas Nueva Democracia conquistó este domingo las alcaldías de Atenas y Tesalónica así como la casi totalidad de las regiones griegas, revalidando su victoria en las europeas frente a la izquierda del primer ministro Alexis Tsipras, según resultados parciales oficiales.

Los buenos resultados obtenidos por los candidatos apoyados por la ND dan una gran ventaja a la amplia formación de los conservadores cinco semanas antes de las elecciones parlamentarias anticipadas del 7 de julio.

En Atenas, Costas Bakoyannis, de 41 años de edad, ex gobernador de la región central del país, obtuvo 65% de los votos contra su rival de izquierda Nassos Iliopoulos, según los primeros resultados, con más de la mitad de los colegios electorales escrutados.

Costas Bakoyannis, miembro de la tercera generación de una familia política griega de derechas, es hijo de Dora Bakoyannis, la primera mujer elegida alcaldesa de Atenas en 2003.

También es nieto del ex primer ministro Constantin Mitsotakis (1990-1993) y sobrino del actual líder de ND, Kyriakos Mitsotakis, el principal rival de Alexis Tsipras para las próximas elecciones legislativas. «Hoy Atenas no solo está cambiando de alcalde, la ciudad está cambiando de era», dijo Costas Bakoyannis después de votar el domingo por la tarde. Bakoyannis, que envió un mensaje de «unidad» a todos los atenienses «para cambiar» su ciudad, sustituye al alcalde saliente Giorgos Kaminis, de centroizquierda, que logró dos mandatos consecutivos desde el estallido de la crisis de 2010.

«El mapa electoral de Grecia ha cambiado en favor de la ND (…) nunca hemos visto esto», dijo el politólogo Ilias Nikolakopoulos a la televisión pública Ert. Hace una semana, en las elecciones al Parlamento europeo, ND venció a Syriza por 9,3 puntos, una derrota «inesperada», según Alexis Tsipras.

Mensaje de cambio. »El pueblo griego envió por segunda vez un mensaje de cambio político», lanzó Dora Bakoyannis, que se desplazó a la sede electoral de su hijo para felicitarle por su triunfo en Atenas.

Los candidatos apoyados por la ND se hicieron además con el gobierno de once de las trece regiones del país, según resultados todavía parciales, entre ellas Ática, la mayor, que rodea a Atenas.

Esta región estaba en manos de Syriza desde las últimas elecciones locales de 2014. El conservador Yiorgos Patoulis, ex alcalde de los suburbios del norte de Atenas, se convirtió en gobernador con 66% de los votos, según los resultados parciales.

En el ayuntamiento de Salónica, donde el domingo pasado, en la primera vuelta, fueron eliminados los candidatos de izquierda, Konstantinos Zervas (independiente) ganó contra el candidato Nikolaos Tachiaos, apoyado por la ND.

Los baluartes habituales de los conservadores, Atenas y Salónica, habían roto con su tradición en 2010 y 2014 al elegir a alcaldes de centroizquierda. Era la época de la ira contra los grandes partidos tradicionales, la ND y el Pasok (Partido Socialista) que fueron considerados responsables de la grave crisis. La derrota de la izquierda en las elecciones europeas y las locales se produce tras cuatro años en el poder de Alexis Tsipras. Bajo su gobierno, el país logró abandonar a finales de agosto los programas de asistencia de los acreedores, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, pero la austeridad continuada, el desempleo que alcanza 18% –la tasa más alta de la zona euro– y los altos impuestos han sido objeto de muchas críticas.