La delegación de Nicolás Maduro ante la OEA reiteró este miércoles, desde Washington, su intención de retirarse de la Organización de Estados Americanos (OEA) en abril, cuando culmine el proceso de dos años iniciado en el año 2017.

A pesar de la decisión, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo a comienzos de marzo que acataría la solicitud de Juan Guaidó, presidente interino del país, de suspender el trámite para que el país permanezca en el organismo, reseñó VOA.

Durante la misma sesión del miércoles, el Consejo Permanente adoptó tras un debate la minuta de una sesión extraordinaria del 3 de abril del año 2017 en el que la OEA calificó las decisiones del Tribunal Supremo de Venezuela como “incompatibles con la práctica democrática” y señaló que “constituyen una violación del orden constitucional”.

La objeción de Venezuela y otros cuatro países obligó a una votación nominal para decidir si adoptar o no el acta. Los votos a favor fueron 19, cinco en contra y cinco abstenciones.

Con información de VOA.