El Gobierno de Curazao anunció este viernes la prohibición de la importación, exportación y tránsito de oro de Venezuela.

 El primer ministro de Curazao, Eugene Rhuggenaath, firmó este viernes la orden ministerial que establece dicha prohibición con efecto «inmediato», y que formará parte de una medida legislativa más amplia y detallada.

En declaraciones a los medios tras suscribir el veto, dijo que Curazao, como lugar de paso, «no recibe ingresos significativos del comercio del oro» y subrayó que, además, el comercio de dicho metal está amenazado por riesgos en lo que a la seguridad se refiere.

En Venezuela está creciendo la extracción de oro, animado por las restricciones a la industria del petróleo y mucho de este se transporta a través de Curazao a otros países del mundo.

«Pero Curazao como lugar de paso no recibe un ingreso significativo por este comercio, por lo que los efectos económicos y financieros de ello son muy limitados», agregó el primer ministro.

«Debido a los altos riesgos, el Gobierno de Curazao va a tomar todas las medidas necesarias para prevenir que sufra daños relacionados con su reputación a escala internacional en relación con el comercio y transporte de oro de Venezuela», señaló.