Foto: AFP

Bolivia vivirá el lunes una nueva jornada de movilizaciones y paros en protesta por el posible fraude electoral en las elecciones del pasado domingo, mientras que los seguidores del presidente Evo Morales festejarán su cuestionado triunfo en primera vuelta.

Las protestas que se prolongaron durante siete días en importantes ciudades como La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Chuquisaca, entre otras, exigiendo una segunda vuelta entre Morales y el opositor Carlos Mesa se mantendrán esta semana.

La Asamblea de la Paceñidad convocó a un paro indefinido en La Paz con bloqueo de calles desde la medianoche del lunes en forma de protesta por los resultados de los comicios y en «defensa de la democracia».

El ex presidente y principal opositor Carlos Mesa difundió un mensaje a través de sus redes sociales expresando su respaldo, admiración y compromiso “con las acciones de movilización popular que no se han detenido ni un minuto” y resaltó el “gran desafío” que La Paz tiene el lunes.

“Mañana la ciudad de La Paz, sede de gobierno, tiene un gran desafío de un paro general que establezca nuestra decisión de llevar adelante esta lucha democrática sin cesar, de manera pacífica y democrática, pero contundente y clara”, expresa Mesa en un video que muestra imágenes de las protestas que suscitaron esta semana.

“Estaremos firmes, adelante, con toda la convicción para ganar esta batalla democrática, por la democracia en sí misma y por el respeto de la voluntad inalienable del pueblo boliviano”, finalizó el opositor.

Luego de los bloqueos en las calles y las protestas convocan a los bolivianos a una concentración en la avenida Costanera en la zona sur de La Paz.

La celebración

En tanto, sectores afines a Evo Morales convocaron para ese mismo día una concentración celebrando el triunfo en primera vuelta, que inicialmente sería en el mismo lugar donde será la concentración de sus detractores, pero que se cambió para que sea en El Alto.

El pasado jueves ya hubo una concentración en la plaza San Francisco en respaldo a Morales y para defender su triunfo electoral, antes de que estén los resultados de los comicios al cien por ciento.

Las protestas suceden en Bolivia desde que el pasado lunes unos resultados preliminares publicados por el órgano electoral auguraron de repente una victoria de Morales en primera vuelta, cuando el día antes apuntaban a una segunda ronda con Mesa.

Toda la semana hubo protestas y paros en importantes ciudades bolivianas como La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Tarija, Sucre, Potosí exigiendo una segunda vuelta y el respeto del voto y la democracia.

El viernes, el órgano electoral dio los resultados de los comicios generales que señalan que Morales logra 47,08% de los votos, frente a 36,51% de Mesa, con una diferencia del 10,57% que le es suficiente para ganar en primera vuelta, con solo un 0,57 décimas de margen.

La ley electoral exige 50% de los votos más uno o 40% con 10 puntos de ventaja sobre el segundo para vencer en primera vuelta, pero cuando no se logran estos porcentajes, se va a segunda ronda entre los dos más votados.

Loading...