Mauricio Claver-Carone, consejero de Donald Trump y jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos para el hemisferio occidental, se reunió con el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, y el sucesor de este, Laurentino Cortizo, para hablar sobre asuntos regionales y también en torno a la situación en Venezuela.

La Embajada de Estados Unidos informó este miércoles en una declaración pública que en su primera visita a Centroamérica en su cargo actual, Claver-Carone visita Panamá con el objetivo de resaltar la excelente relación tanto con el gobierno entrante como con el saliente.

Destacó que el funcionario de la Casa Blanca se reunió con Varela en el Palacio de las Garzas (casa de gobierno), donde conversaron sobre una transición democrática en Venezuela y una salida pacífica para Nicolás Maduro.

Con Cortizo, que sucederá a Varela el primero de julio, habló acerca de las prioridades de la relación bilateral en materia económica, política y de seguridad, así como sobre el interés de Estados Unidos en continuar la estrecha colaboración entre ambas naciones a partir del día que asuma el cargo de presidente del país.

«Mantener la excelente cooperación en materia de seguridad, apoyar el crecimiento económico en Panamá garantizando una cancha nivelada para el sector privado y colaborar en asuntos regionales clave, como la situación en Venezuela, están entre las prioridades de la delegación estadounidense», señaló la embajada norteamericana.

El 13 de mayo, Cortizo dijo que su gobierno mantendrá el reconocimiento al líder del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela, y cuestionó el papel del Grupo de Lima, del que forma parte su país, en la búsqueda de una solución a la crisis.

«La República de Panamá ya tiene una relación directa con el gobierno de Guaidó. Es la República de Panamá, no es ‘Nito’ Cortizo. Eso se respeta», afirmó el presidente electo en una entrevista con un medio de televisión local.

Millones de venezolanos han abandonado su país en los últimos años a raíz del conflicto interno, lo que ha sido calificado por la ONU como una de las más grandes crisis migratorias que ha vivido el continente en décadas.

Claver-Carone se reunió también con miembros del cuerpo diplomático acreditado en Panamá para discutir un enfoque coordinado sobre la situación en Venezuela, indicó la legación diplomática estadounidense.

La embajadora de Venezuela, Fabiola Zavarce, sus homólogos de Chile y Colombia, y el viceministro de Relaciones Exteriores panameño, Luis Miguel Hincapié, analizaron opciones para remediar la crisis política y humanitaria.