Ex congresista
Foto archivo

La ex congresista colombiana Aída Merlano, quien en octubre de 2019 se escapó de la cárcel mientras que se encontraba en una cita médica en su país, donde cumplía una pena de 15 años de prisión por corrupción electoral, fue detenida en Maracaibo, estado Zulia.

«Tras arduas investigaciones realizadas por nuestros funcionarios de las Fuerzas Especiales de la Policía, FAES, fue detenida la ex senadora Aída Merlano en el sector El Milagro de la ciudad de Maracaibo, estado Zulia», publicó el Ministerio de Interior y Justicia.

La información también fue compartida por el director de las FAES, Miguel Domínguez, quien explicó que Merlano ingresó al territorio venezolano «de forma ilegal en compañía de un ciudadano colombiano indocumentado».

«Ambos fueron trasladados y puestos a la orden del Ministerio Público», agregó sin más detalles la cartera de Interior al pie de una fotografía en la que muestran a la ex congresista y a su acompañante de espaldas.

La imagen deja ver lo que traían consigo los arrestados. En este caso se trata de siete teléfonos celulares, dos pelucas, un computador móvil, identificaciones y varios documentos.

Fuga de película

El caso de Merlano, de 43 años de edad, tomó tintes de película de acción en la mañana del pasado 1 de octubre. Después de pedir permiso tres meses antes, obtuvo una autorización para ir a una cita médica fuera de la cárcel El Buen Pastor, de Bogotá.

La intención de la mujer era asistir a un odontólogo en el Centro Médico de la Sabana, donde le iban a hacer un tratamiento estético.

Al consultorio, que está ubicado en el tercer piso del centro médico, Merlano llegó acompañada por uno de los escoltas de la prisión, que la esperó afuera.

Pasadas tres horas, el odontólogo que la atendió, identificado como Javier Cely Barajas, salió del consultorio. Le dijo a la guardiana que la paciente había quedado dentro.

Sin embargo, cuando la funcionaria de prisiones entró a buscarla, la ex congresista no estaba.

Un video grabado ese día por una cámara de seguridad, que se encuentra en una entrada del establecimiento de salud, muestra una soga que toca el piso y de fondo, transeúntes y vehículos en movimiento.

Merlano se descuelga bruscamente y cae acostada ante la sorpresa de quienes pasan por el lugar.

Los sorprendidos transeúntes tratan de auxiliarla, aunque sin imaginarse el caso, pero la política se pone en pie y camina hacia una motocicleta que la espera. Se sube y recibe un casco que le pasa el conductor, se lo pone y juntos emprenden la huida.

Corrupción electoral

Merlano fue representante a la Cámara entre 2014 y 2018. Su investidura como senadora para el periodo 2018-2022 fue anulada en septiembre de 2018 por el Consejo de Estado por superar los gastos máximos establecidos por la ley para la financiación de las campañas electorales.

El Consejo de Estado de Colombia señaló que el Consejo Nacional Electoral estableció en alrededor de 252.800 dólares el máximo permitido para campañas.

Sin embargo, Merlano gastó aproximadamente 494.900 dólares en su candidatura, según las pruebas recogidas por la Fiscalía General.

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo