censura
Médicos revisan la evolución de un paciente de coronavirus en un hospital de Wuhan, China, el 17 de febrero. Foto: AFP

La organización Reporteros Sin Fronteras afirmó que si la prensa en China fuera libre el coronavirus no se hubiera convertido en esta incontrolable pandemia. Este flagelo ha matado a más de 20.000 personas en todo el mundo.

En un informe, que detalla fechas y sucesos, argumentan que la censura a los medios de comunicación fue determinante en la expansión del brote.

También aseguran que hubo censura sobre una plataforma de chat para que suprima gran cantidad de palabras clave referentes al covid-19.

La censura, el problema principal

Como se recuerda, China se encuentra en el puesto 177 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019. Esta es una de las peores posiciones dentro del ranking que evalúa a 180 países.

«Reporteros Sin Fronteras muestra, sin el control y la censura impuesta por las autoridades de China, cómo los medios chinos habrían informado a la ciudadanía mucho antes de la gravedad de epidemia de coronavirus. Si la prensa china fuera libre el coronavirus no sería una pandemia», afirmaron en su web.

El informe menciona un análisis de la Universidad de Southampton publicado el 13 de marzo. El estudio indicó que si las medidas contra el coronavirus iniciaban dos semanas antes, y no el 20 de enero, se hubiera reducido hasta en 86% el número de casos.

El Centro John Hopkins para la Seguridad de la Salud realizó un simulacro de pandemia el 18 de octubre del 2019. El resultado fue terrible: proyectaron 65 millones de muertes en tan solo 18 meses.

«Si la Internet china no estuviera aislada por un elaborado sistema de censura electrónica y los medios no se vieran obligados a seguir las instrucciones del Partido Comunista, el público y las autoridades sin duda se habrían interesado por esta información procedente de Estados Unidos», aseguraron.

El informe también indica que si las autoridades de China no hubieran censurado a los medios de la existencia de un brote vinculado al mercado de Wuhan, las personas hubieran dejado de visitar el recinto mucho antes de su cierre ocurrido el 1º de enero.

25 de diciembre: una fecha trascendental

Indican, además, que el 25 de diciembre también es una fecha trascendental en el historial del coronavirus.

Aquel día el médico Lu Xiaohong, jefe de Gastroenterología del Hospital de la ciudad de Wuhan N° 5 ya tenía sospecha de que este nuevo virus podía contagiarse entre personas. El especialista estaba informado de algunos casos de infectados en el personal médico.

«Si las fuentes de los periodistas en China no se expusieran a sanciones intensas, el médico Xiaohong habría asumido la responsabilidad de alertar a los medios. Esta situación habría obligado a las autoridades a tomar medidas, lo que no sucedió hasta tres semanas después», indican.

El informe también señala que China obligó a la plataforma WeChat a censurar, en gran escala, las palabras clave referentes al nuevo virus. Aseguran que esto ocurrió el 31 de diciembre cuando el país asiático informó a la OMS de esta nueva enfermedad.

«Sin censura, la red social WeChat, que tiene 1.000 millones de usuarios activos en China, podría haber permitido a los periodistas transmitir informes y consejos de precaución. Estas recomendaciones hubieran contribuido a un mejor cumplimiento de las normas establecidas por las autoridades sanitarias», argumenta RSF.

También señalan que el gobierno de China no actuó debidamente al momento de difundir información científica. Aseguran que estos datos hubieran sido primordiales para frenar la propagación del coronavirus en el mundo.

«Si las autoridades chinas fueran transparentes, habrían comunicado inmediatamente la secuencia del genoma del coronavirus a los medios científicos; de esta manera, habría ahorrado a la comunidad internacional un tiempo precioso en su investigación para el desarrollo de una vacuna», mencionan.

Censura en China es responsable de la pandemia | AFP

La organización indicó que si la prensa difundía mayor información sobre el coronavirus antes del 13 de enero, los gobiernos hubieran tenido la oportunidad de prepararse mejor para afrontar esta complicada situación.

«Es probable que la comunidad internacional hubiera evaluado la crisis y la hubiera anticipado mejor. Esto hubiera reducido el riesgo de que el coronavirus se propagara fuera de China», precisan.

¿Qué es el coronavirus?

La Organización Mundial de la Salud señala que los coronavirus constituyen una amplia familia de virus. Estos pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus covid-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan, China, en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la covid-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta y diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (casi 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la covid-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón. Se debe utilizar un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que puede haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tosa, pues si se está demasiado cerca se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la covid-19.