El Buckingham Palace, uno de los palacios más famosos del mundo, funcionaba como un pequeño hotel hace unos años. En 1761 la casa fue comprada por Jorge III como regalo para su mujer Carlotta. En 1762 el rey decidió encarar lo que fue la primera gran reforma de esta mansión, pero no fue hasta que el rey Jorge IV, quién lo convirtió en un majestuoso palacio de estilo neoclásico.

Actualmente, la joya patrimonial británica- tiene 775 habitaciones –estas incluyen 19 salas estatales, 52 habitaciones reales y de invitados, 188 para el personal, 92 oficinas y 78 baños, reseñó Infobae. 

El exterior refleja el tesoro que guarda en su interior. La estructura posee una invaluable colección de obras de arte que incluyen desde pinturas, relojes, candelabros hasta impresionante mobiliarios.

Uno de las salas de visita, disponible al público

La reina Isabell lleva a cabo la mayoría de los compromisos protocolares, desde reuniones hasta las majestuosas cenas de gala, en esta habitación.

El gran salón de baile. Lo construyó la reina Victoria y actualmente se usa para ceremonias y cenas de gala.

La Reina Isabel II brinda su tradicional mensaje navideño desde el Palacio Buckingham

El cambio de guardia es uno de los atractivos más populares y vistosos del Palacio que atrae a miles de turistas por año.

El castillo de Windsor, 236 millones de dólares

Construido en 107o por Guillermo, el conquistador, es una de las residencias más antiguas de la Familia Real Británica. Situada en el condado de Bekshire, la estructura original fue edificada a partir de madera con las fortificaciones de tierra.

Sobrevivió a la guerra civil inglesa, y a partir de ese hecho histórico comenzó a funcionar como vivienda real. Con más de 900 años de historia es la fortaleza que aún permanece habitada. Además de pertenecer a Isabel II, fue el hogar de otros 40 monarcas de la corona.

Holyroodhouse, 100 millones de dólares

La joya arquitectónica con toques barrocos es la residencia oficial de la Reina Isabel II en Edinburgo, Escocia. Tardaron casi siete años en terminar su edificación, finalmente en 1678 comenzó a ser habitada y pronto se convirtió en la piedra fundacional de esta ciudad.

Este edificio fue protagonista de grandes momentos históricos, el más resonante fue el asesinato del secretario de María Estuardo a manos de su marido tras un ataque de celosos.

La arquitectura es neoclásica

Hillsborough, 65 millones de dólares

No es considerado un castillo, sino una especie de casa de campo gregoriana. Desde 1920 forma parte del patrimonio de la corona británica, y adoptó el título de la más ‘cómoda’.

Es uno de los retiros favoritas de la abuela de los príncipes William y Harry, además es habitual que pase las fiestas de fin de años aquí. La finca rural de más de ocho mil hectáreas de terreno rodeados de uno de los jardines con mejor diseño del Reino Unido, también era un uno de los lugares más preciados por Lady Di.

Los primeros jardines fueron diseñados para el Rey Eduardo y la Reina Alexandra  por William Broderick Thomas, a finales del siglo XIX

Lea la nota completa en Infobae