Con un llamado a la paz y al respeto a la soberanía, el canciller Jorge Arreaza inauguró este sábado la reunión del grupo coordinación del Movimiento de países No Alineados, en la que participan delegados de decenas de países pertenecientes al bloque.

Arreaza dijo que uno de los retos del Mnoal, integrado por más de un centenar de naciones, es «la promoción y consolidación de la paz» a través del respeto a la soberanía y la solidaridad.

En su discurso de apertura, el jefe de la diplomacia venezolana recriminó a la gestión de Donald Trump por sus «intentos de derrocar al gobierno de Nicolás Maduro», al que Estados Unidos y otro medio centenar de países consideran ilegítimo.

Repudió las declaraciones en las que Trump y otros altos funcionarios de su gobierno han asegurado que Estados Unidos no descarta aplicar la opción militar para intervenir en Venezuela, que atraviesa una severa crisis social, política y económica desde hace años.

Venezuela acoge a los representantes del Mnoal con miras a la preparación de la cumbre del grupo que se desarrollará en octubre próximo en Bakú, Azerbaiyán, país que recibirá la presidencia del bloque de manos de Venezuela, a la cabeza desde 2016.