atención médica en Florida
Foto: Pixabay

Una organización de Florida (Estados Unidos) lanzó este jueves una campaña en defensa de los derechos de los inmigrantes a recibir atención médica en hospitales y ambulatorios que aceptan Medicaid (programa federal de salud público), sin que sean interrogados sobre su estatus migratorio.

La Coalición de Inmigrantes Somos Florida (FLIC, por su sigla en inglés) ha puesto en marcha la campaña denominada «Negarse a responder» («Decline to Answer»), en respuesta a la Ley 1718. Esto con el propósito de garantizar que todas las personas, «independientemente de su estatus migratorio, puedan acceder a una atención médica sin miedo» en hospitales y centros médicos.

La ley, que entró en vigor el pasado 1 de julio, la promovió el gobernador de Florida, Ron DeSantis, candidato a las primarias republicanas con vistas a participar en las elecciones presidenciales de 2024, y ha hecho de la lucha contra la inmigración irregular el caballo de batalla de su campaña electoral.

Según esta amplia ley, ciertos centros de atención médica en Florida deben ahora preguntar a los pacientes sobre su estatus migratorio durante el proceso de admisión o en los formularios de registro, señaló la Coalición en un comunicado.

Si bien la ley estipula que los nombres de los pacientes y la información de identificación personal no deben revelarse a ninguna agencia gubernamental, ha causado considerable confusión, frustración y miedo dentro de las comunidades de inmigrantes que buscan atención médica, denunció.

En Florida quieren impulsar atención médica a inmigrantes

La campaña alienta a todas las personas, incluidas aquellas con estatus migratorio legal y ciudadanos estadounidenses, a «ejercer su derecho a negarse a responder sobre su estatus (migratorio) cuando buscan atención médica».

Los pacientes no están obligados legalmente a proporcionar esta información y la decisión de no responder -precisa la coalición- no debería afectar su acceso a la atención ni la calidad de la atención recibida.

«El acceso a la atención médica es un derecho humano fundamental, y nadie debería experimentar miedo o discriminación cuando busca ayuda». Así lo señaló Rosa Elera, estratega digital de políticas y políticas de FLIC.

Elera comentó que ha experimentado de primera mano los efectos devastadores de esta política migratoria.

Así, su padre, ya fallecido, «postergó la búsqueda de atención médica por temor a que lo deportaran y separaran de su familia».

«Al retrasar la atención médica, su enfermedad progresó hasta que fue demasiado tarde y, finalmente, nos lo arrebató», dijo en el comunicado.

Por ello, continuó Elera, invitamos a todos a unirse en este «esfuerzo crítico» de la campaña cuando visiten un hospital o centro de atención médica.

Impedimentos

La Coalición lamentó que la aplicación de la citada normativa en hospitales esté ya causando un «efecto paralizador, impidiendo que los niños y las familias reciban atención» médica.

Los floridanos deben saber que, según la SB 1718, «Negarse a responder» representa una respuesta perfectamente aceptable si se les pregunta sobre su ciudadanía o estado migratorio, «ya sea que hayan nacido en Estados Unidos o no». Así lo destacó Sadaf Knight, director ejecutivo del Florida Policy Institute.

Para ayudar a las comunidades inmigrantes, la Coalición proporciona una serie de «tarjetas para negarse a responder» y herramientas de orientación y recursos para que los inmigrantes defiendan con confianza sus derechos cuando buscan atención médica. La información está disponible en inglés, español y creole.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!