La Comisión Interamericana de Derechos Humanos rechazó el viernes lo hecho violentos en el Centro de Coordinación Policial José Antonio Páez de Acarigua, estado Portuguesa, donde 29 presos murieron y 19 oficiales resultaron heridos en un motín el viernes en la mañana..

La CIDH señaló que ha manifestado preocupación por los altos niveles de violencia registrados en las cárceles del país. El organismo exhortó a las autoridades a ocuparse de la situación y adoptar medidas para garantizar la vida de los privados de libertad.

Instó a investigar los hechos en la comisaría para establecer la responsabilidad de los autores materiales e intelectuales.

“El Estado tiene el deber especial de proteger la vida y seguridad de las personas bajo su custodia. La CIDH continuará dando especial seguimiento a la situación de personas privadas de libertad en Venezuela”, aseguró el organismo en Twitter.

El viernes en la mañana  29 reos murieron  y 19 oficiales resultaron heridos en un enfrentamiento en el Centro de Coordinación Policial José Antonio Páez, luego de que los privados de libertad inciaron un motín en el centro de detención preventiva.