María Claudia Pulido,  secretaria adjunta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), indicó este miércoles que los venezolanos se han visto forzados a migrar para preservar derechos fundamentales como la vida y la integridad personal

“Estamos ante un movimiento migratorio mixto, donde las personas se ven obligadas a migrar para no morir o ver a sus familiares morir”, dijo Pulido durante una sesión extraordinaria de la OEA sobre la migración venezolana.

Destacó el masivo éxodo venezolano representa uno de mayores desafíos que ha tenido la región en materia migratoria y a la vez una de más grandes crisis migratorias en Latinoamérica.

“La CIDH adoptó la resolución 218, la cual ofrece orientación a los países de la región para responder al desplazamiento masivo de personas venezolanas en sus diferentes etapas, es decir, antes, durante y después del desplazamiento”, indicó.

Más información en breve