Estados Unidos
China a la expectativa de que EE UU retire las sanciones contra la compañía china Huawei

Pekín pidió este lunes a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, que «cumpla con sus compromisos». Le exigió que permita que las empresas de su país puedan continuar con los negocios de la tecnológica china Huawei en Estados Unidos.

«En el encuentro entre los presidentes de China y de Estados Unidos en Osaka, Trump dijo que permitiría que sus compañías suministraran a Huawei. ¿Cuándo y cómo va a cumplir con sus compromisos?», dijo Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores del país asiático.

Aseguró que esto afecta la reputación y credibilidad de Estados Unidos. «El mundo está mirando. Esperamos que cumpla con su palabra y ponga fin a la opresión irracional y a las sanciones contra empresas chinas, incluida Huawei», agregó.

Esta fue la respuesta de las autoridades asiáticas a unos comentarios de Trump de este domingo. En dichos comentarios aseguraba que su gobierno no quiere hacer negocios con Huawei.

«Huawei es una compañía con la que no podemos hacer negocios», aseguró.

En contexto

En mayo pasado, Washington prohibió a Huawei vender sus equipos de telecomunicaciones a empresas estadounidenses. La decisión fue sospechar que la compañía china pudiera aprovechar esos sistemas para el espionaje.

No obstante, en la tregua comercial acordada entre Xi y Trump en junio, Washington accedió a permitir que la compañía vendiera pequeños componentes, como chips, a compañías estadounidenses.

El permiso de venta de algunos de esos productos está vigente hasta este 19 de agosto.

Consultado este domingo, Trump insistió en que la compañía es una «amenaza a la seguridad nacional» y anticipó que tomará una decisión al respecto.

«En este momento parece mucho más que no vamos a hacer negocios. No quiero hacer negocios en absoluto, porque es una amenaza a la seguridad nacional», insistió.

Medios especializados, entre ellos The Wall Street Journal, habían revelado que el Departamento de Comercio evaluaba ampliar el permiso para que Huawei continuara sus negocios con oganizaciones estadounidenses.